6/01/2007

Tareas de un Product Manager (II)

No sé si hoy he podido buscar mejor, o es que en el último mes han surgido unos cuantos blogs en nuestros buscadores favoritos que sí tratan el mundo de la gestión de producto de una manera bastante atractiva.

  1. http://www.goodproductmanager.com/ es una web centrada en la gestión de productos online pero que ofrece muchos consejos genéricos, siguiendo siempre el enfoque "Si quieres ser mal gestor de producto, haz esto; si quieres ser bueno, haz esto otro". Algunas de las entradas son obvias, pero sin embargo algunas otras me parecen muy interesantes.
    • En este artículo, se comenta cómo el papel de un product manager en conferencias y congresos no debe ser el mismo que el de los comerciales; el product manager debe escuchar, asistir a conferencias, fijarse en sus compañeros comerciales, para entender cómo se cuenta lo que se hace, cómo pretenden utilizarlo clientes potenciales, cómo creen los clientes potenciales que tu producto se utiliza, ... ; en nuestro caso, creo que estamos actuando adecuadamente. En las conferencias a las que he asistido en USA, he intentado ayudar al máximo en el proceso de cualificación, pero mi papel ha sido el de dar ese toque de detalle tecnológico, el de entender en detalle lo que se desea o lo que se pregunta, y el de asistir a charlas que nos hiciesen ver las tendencias a las que tenemos que acceder.
    • En este otro, el objetivo es hacer ver que el Product Manager no ha de ser reactivo, sino proactivo. Siendo algo obvio, creo que es uno de los puntos más complicados, sobre todo en un mercado tan activo. El talento/esfuerzo necesario para adelantarse a las necesidades del cliente, tanto en aspectos tácticos como estratégicos es muy grande y, personalmente, creo que también es necesario contar con tiempo para PENSAR.
    • En un artículo más antiguo, se define lo que creo que es otra de las "obviedades" más complicadas. No definas el producto por lo que tú creas conveniente, sino por lo que defina el mercado... pero en este mundo que nos ha tocado vivir... ¿y si el mercado está tan perplejo como tú? En mi caso, el producto que tenemos lleva siendo innovador muchos años, lo cuál implica que en muchas ocasiones nos estábamos adelantando a las necesidades de los clientes. Ahora, el mundo de los mashups y de la Web 2.0, y el de la integración de datos en tiempo real ya permite a muchos entender cuál es nuestro posicionamiento, pero aún así es complicado que los clientes nos digan hacia dónde quieren ir, pues ni ellos lo saben. Por tanto, el esfuerzo es aún mayor. Por suerte creo que en la empresa tenemos algún que otro visionario del que podemos fiarnos :)
    • Y éste en particular me encanta. No me afecta directamente, pues, como ya escribí anteriormente, como la labor de product management no está definida al 100%, puedo decir que la parte de márketing no nos llega a los responsables de definición de producto. Pero que no me afecte directamente no significa que no sea vital en el ciclo de vida de producto el definir cómo se vende. Y coincido totalmente en que dejarse llevar por la dinámica de "a cada usuario, un producto" es un error. Por mucho que duela, y aunque eso implique perder alguna que otra oportunidad, hay que definir qué se tiene y cómo se tiene que vender, y aferrarse a ello. Si nos equivocamos, pues rectificamos, pero no andamos dando vueltas.
    • Tiene muchos más, pero recomiendo su lectura. Seguro que aquí comentaré alguno más.
  2. http://www.crankypm.com/: la dura vida de un Product Manager de los de la calle.
  3. http://www.svproduct.com/SVPG/BLOG/BLOG.html: un sitio serio pero muy detallista de la gestión de productos, desde un punto de vista algo más técnico.

... y muchos más que he encontrado y que comentaré próximamente, además de unos cuantos libros que me he comprado sobre el tema, y que ya estoy empezando a leer.

La diferencia cultural es importante

A través de un gran blog sobre neurociencia, llego a este artículo sobre la importancia del contacto físico en las primeras impresiones. El experimento es sencillo (simple incluso), pero me parece muy acertado... en una cultura de exposición física como la española o la francesa. El contacto físico en estas culturas es aceptable (siempre dentro de un orden), y en general el espacio personal es más reducido que en las culturas noreuropeas (de esto puedo dar fe!!!!) o las anglosajonas.

Aquí en los States siempre he supuesto una mayor limitación (todavía recuerdo la primera vez que dí un beso en la mejilla a una chica que me acababan de presentar... el rubor de la chica y las risas de los de alrededor me dejaron claro que no era la manera habitual :) ), pero, al menos en la zona de California, compruebo que, aunque lo de los besos sigue siendo muy tabú, los abrazos ocurren constantemente. Por otra parte, la gente es mucho más abierta (con lo bueno que tiene de sentirte a gusto en un sitio en el que la gente te sonríe por la calle, o inicia conversaciones porque sí, y lo malo que tiene el notar que en muchos casos hay demasiada simpleza en esas actitudes). Es por ello por lo que no tengo claro es si un experimento como ese daría el mismo resultado aquí... tendré que proponérselo a los comerciales para que lo prueben con los clientes potenciales, a ver si sube el número... :) :) :)

5/28/2007

Paul Graham vuelve a aparecer en este blog...

Si en este blog se habla de vez en cuando de emprendedores y capital riesgo, parece evidente que el nombre de Paul Graham aparezca de vez en cuando. La primera vez fue al comentar acerca de su iniciativa, Y-Combinator, de la que supe por primera vez a través de Joselu. Ahora, porque tras uno de mis último posts, un comentario de Ernesto me lleva a una serie de ensayos del mismo autor sobre esa tríada conformada por la universidad, la empresa y el capital riesgo, aunque con bastante más detalle que lo que el tiempo me dejó dedicar a mí. Ernesto mencionaba un artículo acerca de cómo Europa, u otras regiones norteamericanas podrían formar otro Silicon Valley. Me parece muy acertado su comentario acerca de cómo el construir edificios donde juntar a empresas innovadoras no es suficiente, eso sólo es... construir edificios. Otro artículo se centra en las razones que hacen que el Silicon Valley siga siendo el centro mundial de la innovación tecnológica. Siendo sincero, todavía me queda pasar tiempo por la zona para entender todo lo que parece que aquí es posible, pero desde luego muchas de las cosas que cuenta Paul Graham son palpables (la tranquilidad, el estilo diferente al de una gran ciudad, obviamente las charlas que se celebran cada semana en Stanford o Berkeley, ...).