5/28/2010

Ideas hay muchas... ejecuciones...

Sergio Montoro comentaba hace un tiempo en su blog acerca de los "emprendedores cantamañanas". Me sorprendió leer acerca del "test de la risa" justo un día después de haber escuchado a una persona del mundillo de los inversores decir justamente lo mismo. Cómo más de 8 de cada de 10 ideas que le llegan no pasan el test de la risa. O porque la idea no hay quien se la crea ("en 2 años nos quedamos con el 30% de la industria inmobiliaria en internet, y sólo necesitamos 500.000 euros para ello"), o porque el equipo no tiene la calidad, la consistencia o el balance suficiente, o porque no hay ni plan ni nada.

Lo único con lo que no estoy tan de acuerdo del post de Sergio es lo que comenta del "refrito". Si el refrito está bien pensado, sí puede ser una gran idea, es, al fin y al cabo, lo que hacen los ingenieros la mayor parte del tiempo, reutilizar cosas que ya existen y juntarlas para crear algo diferente. De hecho, también es una técnica de creatividad bastante utilizada en diferentes metodologías, como TRIZ o SCAMPER (o SCAMMPER).

El mercado español tiene muchas ganas de contar con más y más emprendedores, pero, por favor, con criterio y mucha, mucha crítica antes de lanzarse a la aventura.

5/25/2010

El final de Lost (sin espoilers ;) ), el comienzo del transmedia

He sido uno de tantos pirados que han seguido Lost (no "Perdidos" :) ) desde hace años. No desde el principio, sino desde Febrero del 2007, cuando un compañero (Alberto, qué favor me hiciste!) me pasó los DVDs de la primera temporada. Nos la tragamos en unos días, y después seguimos el método descarga, ya durante nuestra estancia en USA, donde vimos la tercera y la cuarta en tiempo real. El final de la tercera, la constante, Jacob, ... No es éste un blog para discutir si el final tal o cual. Pero esta serie ha sido diferente al resto, ha tratado temas que pocas veces se habían tratado en una serie de televisión (soy de los que opina que la serie nunca ha sido de aventuras), se ha creado una mitología (dentro de muchos años los chavales mirarán raro a los que ahora tienen quince años cuando mencionen al "humo negro"), que es algo que pocos escritores y guionistas pueden decir. Y ha cambiado la manera de ver televisión (siguiendo el "palabro" que oí por primera vez a un compañero de trabajo, es el primer gran evento transmedia de la historia).  Después de cada episodio, miles de personas se lanzaban a los blogs, a los foros, a youtube, a comentar, leer, darle vueltas a cada frase. Se sacaron juegos relacionados, pequeños webisodios, parodias, ... la gente tomaba el café de los jueves para comentar lo ocurrido y cómo lo veía cada uno. Será difícil que surja una serie parecida a corto plazo, pero las cadenas y productoras ya han tomado nota de qué es lo que han de conseguir. Ya no vale con una buena historia, ha de convertirse en un efecto viral. A Lost le faltaron, en las últimas temporadas, buenos resultados de audiencia "clásica", pero el fenómeno web y de mercadotécnia es inenarrable. Hoy al volver a casa en metro, y en sólo dos estaciones, he visto a CINCO personas con la camiseta de Dharma.

Todo este rollo sólo para decir que si a alguien le apetece una descripción MUY buena de lo que ha pasado en el último capítulo y, en general, en la serie, que lea este post de PJorge. No le decepcionará.

See you in another life, brother...

5/24/2010

Por si alguien desea poner en marcha una iniciativa de Social Media

Uno de los mayores errores cuando surge una innovación disruptiva con cierto interés de negocio es aferrarse a esa innovación desde el punto de vista táctico, es decir, pensando que "la herramienta" es lo fundamental. Eso está ocurriendo ahora con los medios sociales en internet, como Facebook o Twitter. Muchas empresas se han lanzado como posesos a abrir páginas en Facebook, a escribir en Twitter, sin pensar previamente qué es lo que se espera de esas acciones.

Esta presentación, que he encontrado vía Pamorama, comenta muy bien qué es el Social Media, y cuáles son las tareas básicas a tener en cuenta antes de decidir si Facebook, Twitter, LinkedIn o Pepito.