2/09/2016

Craig Mod en Myanmar

Craig Mod es un personaje peculiar. Diseñador web, de libros electrónicos y de papel, fotógrafo, ... supe de Craig, en ese momento diseñador en Flipboard, tras leer su artículo Post-Artifact Books & Publishing, una referencia para entender el rol del libro electrónico allá por 2011. Le vi y pude hablar con él en mi primera asistencia a la conferencia Books in Browsers. Corroboró mi impresión del artículo. Había cierta magia en sus palabras, confluyendo el toque literario que evidentemente tanto gusta en un entorno editorial, con un conocimiento profundo sobre la importancia que tiene el diseño en nuestra interpretación de los objetos y aplicaciones digitales.





Hace unos meses volvimos a coincidir, esta vez en Paju, esa mítica ciudad de la que ya he escrito por aquí. Pude observar su poder de atracción sobre otras personas, de manera casi hipnótica. Tal y como ocurre cuando eres el único que no bebe en una fiesta, pude observar con tranquilidad, y con un punto de asombro, una demostración practica de lo que significa tener carisma en estado puro.



Pero hay mucho más que forma en lo que hace Craig. También hay contenido. Y es tras leer el artículo que ha escrito en The Atlantic sobre sus seis semanas de trabajo de campo en Myanmar, donde fue directamente tras los días que coincidimos en Corea del Sur, cuando han surgido estas palabras que ahora estas leyendo. Ahora lo que tienes que hacer es leer, y ver, cómo los granjeros de Myanmar usan Facebook, y asentar algunas de las reflexiones de Craig sobre el desarrollo digital más allá de nuestro primer (o segundo) mundo.