11/03/2012

Un sábado en LeanCamp Madrid

Tengo una lista creciente de artículos a escribir en este blog sobre un montón de cosas que han ido pasando en estos últimos meses. Desde la segunda parte del artículo sobre Seedcamp, hasta lo que pienso sobre un tema que los lectores de este blog saben que me apasiona, como es el futuro de la educación, a partir de un taller que impartí hace unos días en Nebrija sobre cosas que estoy haciendo en esa línea, y un curso online al que asistí este verano organizado por IDEO sobre Design Thinking para educadores.

Pero para empezar, lo más cercano. Al escribir estas líneas, ha pasado una semana desde que se celebró la conferencia LeanCamp en Madrid. Organizado por mucha gente de nivel, entre otros Mario López de Ávila (a quien he mencionado en bastantes ocasiones por aquí), o Carmen Bermejo, a quien conozco desde sus tiempos de estudiante en Nebrija, la idea que me atrajo fue muy simple: juntémonos para ver cómo llevar una startup de la mejor manera posible. El concepto de "Lean Startup", para mí, no es más que una excusa para buscar más y mejores opciones a la gestión de una empresa cuando no se puede saber (por definición) dónde estará dentro de tres meses o un año. Yo no me considero un experto en "Lean Startup", y por tanto tampoco soy un "talibán" de las prácticas que propone gente como Eric Ries en su libro "The Lean Startup" o en su blog "Lessons Learned" o Ash Maruya también en su blog o en su libro "Running Lean". Pero sí estoy muy de acuerdo en que las empresas de base tecnológica que centran su atención en encontrar un modelo de negocio escalable cuenten con un vocabulario común y una serie de elementos generales sobre cómo se gestionan. De ahí que palabras y conceptos como "aprendizaje validado" o "pivote" sean moneda común de intercambio de ideas entre startups. A veces mal entendidas, pero prefiero eso a que no haya comunicación.

Y eso es lo que ví en el evento. Un nivelón en cuanto a asistencia (más de 200 personas), en un formato abierto que permitió la creación de talleres y charlas de mucho interés, y, sobre todo, nada de clasismo. Nada de "cómo se nota que no te has leído tal libro/post/es que no te enteras". Cualquiera que haya tenido un negocio o haya montado un proyecto se sentiría totalmente integrado en esta comunidad. ¿No te has leído el libro de Ries? No importa, seguro que entiendes el concepto de pivote en cuanto te ponga un ejemplo con el que seguro que te sentirás identificado. ¿No sabes lo que es el Lean Canvas? No importa, con que hayas escrito alguna vez un plan de negocio de 100 páginas, sabrás que algo está mal, y Lean Canvas es un intento de solucionarlo.

Además, tuve el ABSOLUTO HONOR (y lo pongo en mayúsculas y negrita porque es lo que realmente pienso) de dar la charla inaugural del evento. Y hablé sobre análisis y métricas, que son dos ingredientes perfectos para fracasar en una charla inaugural, que se entiende etérea, abstracta y que busca la motivación ante el resto de la conferencia. Pero si estábamos en un LeanCamp es porque creemos en que hay que eliminar grasa. Y las métricas, bien utilizadas, nos ayudan a centrarnos en lo importante. Así que, apelando al aguante de los asistentes, y con algunas pinceladas de humor, les tuve media hora hablando de fórmulas y números :) Lo bueno es que, parece que entre todos conseguimos el objetivo.



Por cierto, espero tener la presentación preparada y publicada en breve para aquellos interesados. 
Aquí os dejo la presentación:



Mientras tanto, dos presentaciones que me resultaron muy útiles cuando decidí que había que ponerse las pilas en este tema.

Primero, una charla de introducción por parte de Dave McClure, de 500Startups:


Con un poco más de detalle, otra charla, esta vez de Ryan Carson, de Carsonified, sobre las métricas necesarias en negocios basados en modelos de suscripción:


En definitiva, una experiencia genial que espero se repita.