2/09/2016

Craig Mod en Myanmar

Craig Mod es un personaje peculiar. Diseñador web, de libros electrónicos y de papel, fotógrafo, ... supe de Craig, en ese momento diseñador en Flipboard, tras leer su artículo Post-Artifact Books & Publishing, una referencia para entender el rol del libro electrónico allá por 2011. Le vi y pude hablar con él en mi primera asistencia a la conferencia Books in Browsers. Corroboró mi impresión del artículo. Había cierta magia en sus palabras, confluyendo el toque literario que evidentemente tanto gusta en un entorno editorial, con un conocimiento profundo sobre la importancia que tiene el diseño en nuestra interpretación de los objetos y aplicaciones digitales.





Hace unos meses volvimos a coincidir, esta vez en Paju, esa mítica ciudad de la que ya he escrito por aquí. Pude observar su poder de atracción sobre otras personas, de manera casi hipnótica. Tal y como ocurre cuando eres el único que no bebe en una fiesta, pude observar con tranquilidad, y con un punto de asombro, una demostración practica de lo que significa tener carisma en estado puro.



Pero hay mucho más que forma en lo que hace Craig. También hay contenido. Y es tras leer el artículo que ha escrito en The Atlantic sobre sus seis semanas de trabajo de campo en Myanmar, donde fue directamente tras los días que coincidimos en Corea del Sur, cuando han surgido estas palabras que ahora estas leyendo. Ahora lo que tienes que hacer es leer, y ver, cómo los granjeros de Myanmar usan Facebook, y asentar algunas de las reflexiones de Craig sobre el desarrollo digital más allá de nuestro primer (o segundo) mundo.

2/02/2016

Hablando de analítica y métricas delante de... bebés

(fotografía de Toby Lewis, @TobyLewis2)

Campus está cambiando la fisionomía del ecosistema emprendedor en Madrid. Su actividad constante y la retroalimentación que los diferentes Campus de Londres, Tel Aviv o Seúl reciben entre sí ayuda a generar ideas y experimentos interesantes.

Como Campus for Moms and Dads, una evolución del programa ya existente en Londres y Tel Aviv, que busca que aquellos emprendedores con niños pequeños también puedan generar comunidad. Así, se organizan charlas y eventos donde los niños son bienvenidos, y donde tienen juegos y están con cuidadoras, pero en el mismo espacio físico donde se produce la charla.

Como papá, me encantaría probar un día a llevar a Olivia a uno de estos eventos. Y como ponente, hoy he tenido la oportunidad de impartir una charla de analítica a 60-70 emprendedores... y a una buena cantidad de niños pequeños que, la verdad, no hacían mucho caso, pero que estaban super entretenidos con los juegos, las pantallas, etc. Muy divertido, y desafiante! Más de una vez me he quedado en blanco al ver cómo un niño pasaba descalzo por delante de mí como si tal cosa.

Una de las razones más poderosas por las que realizo acciones pro bono frecuentemente, además de para ayudar a comunidades, es la de tener nuevas experiencias y aprender de la gente con la que colaboro, y también de mí mismo al ejecutar esa acción. Hoy me lo he pasado muy bien y he aprendido mucho de estos enanos :D


1/26/2016

De mayor quiero ser Maria Popova



Teclearbrainpickings.org en el navegador de mi portátil significa entrar en un mundo mágico, donde literatura, creatividad, filosofía, pensamiento y reflexión confluyen en cada uno de los artículos escritos por Maria Popova, una búlgara con alma neoyorquina que dedica su vida a leer y a regalarnos lo que lee varias veces por semana. Mi Pocket tiene más artículos de Brain Pickings que de cualquier otra fuente de internet.

Me encantan muchas cosas de Brain Pickings. Lo primero que me llama la atención cada vez que hago clic en algún artículo es que desde el primer párrafo se nota el trabajo que ha llevado, y la pasión con la que se ha escrito. Es un trabajo de investigación en toda regla. Imágenes obtenidas de otras obras. Enlaces a bibliotecas públicas en lugar de a Amazon, como hacemos casi todos los mortales. Referencias constantes a otras obras, y otros artículos igual de interesantes. 

Solo me queda recomendar que visiteis la página, y así podais disfrutar de reflexiones tan interesantes como la del filósofo Alan Watts sobre nuestra incapacidad de vivir el presente, de habitarlo. O su descripción de la obra de Carol Dweck, Mindset: The New Psychology of Success, que en el teclado de cualquier otro se hubiese convertido en una descripción de un libro de autoayuda, y que sin embargo convierte en un ensayo sobre cómo nuestra predisposición y esfuerzo ante los eventos vitales determina gran parte de nuestra vida. O el genial artículo tras la muerte de Oliver Sacks, uno de los que me leí para realizar mi propia ofrenda.

Tuve la suerte de escuchar en vivo a Maria Popova en la conferencia Tools of Change del 2013 en Nueva York. Ya me pareció fascinante, …




… pero tras el artículo en el que celebraba los primeros siete años de Brain Pickings, ya me convertí en fan.

El día a día me lleva a otros artículos más directos, más pragmáticos. Menos mal que existen oasis.



1/18/2016

La experiencia de escribir un artículo iterativamente: España Lean Startup 2015


Por tercer año consecutivo, Mario López de Ávila, Jose Antonio de Miguel y otros locos, hemos decidido sacar tiempo de donde no lo hay para escribir una edición más del España Lean Startup, una recopilación de artículos por parte de expertos del mundo Lean Startup o gente como yo, que sin ser experta absoluta del dominio, sí está interesada en ciertos aspectos del Lean, y lo practica cuando y donde puede.

En 2013 la escritura fue relativamente sencilla, básicamente porque lo que hice fue organizar ideas que ya tenía muy claras en la cabeza. Fue una introducción al modelo AARRR de Dave McClure en el entorno de métricas para startups. Después, además, "aproveché" una baja de varias semanas por una operación en la rodilla para generar la versión ePub del libro.

En 2014 la cosa fue algo más complicada. Comenzó muy bien, pues primero se organizó un evento en septiembre de ese año donde se presentaron todas las ideas de cada capítulo para que los asistentes diesen su opinión e, incluso, se convirtiesen en co-autores. Pero claro, el problema de que te den retroalimentación es que... hagas caso :) Así que decidí generar un catálogo de herramientas de ciencias de datos. Ahí es nada. Ciento y pico herramientas después... terminé el artículo :)

En 2015 todo ha sido aún más difícil. Tenía una idea en la cabeza, pero no pude asistir al evento de septiembre así que no pude contrastar. Tarde en ponerme a escribir (internamente, eso quiere decir que me perdí un par de iteraciones) y cuando finalmente encontré tiempo me dí cuenta de que Javier Megías estaba tratando ese mismo tema. Si Javier ya estaba en ello, no tenía ningún sentido que yo hiciese lo mismo, y peor, así que decidí cambiar mi elucubración sobre métricas de impacto dependiendo del ciclo AARRR de una startup, por algo totalmente diferente: el descubrimiento de problemas, y, en concreto, mediante la utilización de ciencia de datos.

El resultado lo podéis leer ya en la página de España Lean Startup 2015, al igual que el resto de los artículos. No esperéis demasiado del mío. Es decir, creo que la introducción a por qué la parte de Problem Discovery es para mí la más importante en cualquier proyecto innovador, y la descripción de algunas técnicas para conseguirlo, está bien explicado. Pero no he llegado muy lejos en cómo la ciencia de datos puede ayudar en esa fase de "prueba y error", de investigación, de acciones rápidas y sucias para saber si vamos o no por buen camino. Seguiré escribiendo e indagando en ello durante este 2016.

La escritura de manera iterativa me ha resultado un experimento muy interesante. Creo que tiene mucho valor cuando:
(1) hay compromiso y realismo con respecto a las iteraciones.
(2) hay audiencia con ganas de interactuar, y el autor se mueve para que esa audiencia reaccione.
(3) hay una plataforma de interacción bien definida, y sencilla.
(4) el autor no tiene miedo a tirar cosas a la basura (2013), o a convertir uno de los puntos iniciales en el artículo completo (como me ocurrió en el 2014).

Ahora que me encuentro en plena revisión de un libro que estoy escribiendo, te das cuenta de lo difícil que es procesar mentalmente y de manera adecuada trescientas páginas de manuscrito (de ahí que mi respeto por los editores esté creciendo muchísimo últimamente :D). Un enfoque iterativo podría funcionar, aunque no sé si para libros completos haría falta algo más de metodología.




1/12/2016

Ser estoico

Mi lectura principal estas navidades ha sido el libro "Philosophy for life" de Jules Evans, a quien conocí en Seúl el pasado octubre. Aunque la sinopsis del libro se ajusta a un nuevo Mundo de Sofía, o al típico resumen de la filosofía occidental, me está sorprendiendo el enfoque sencillo y muy de andar por casa que Jules da a cada escuela.

Concretamente, ha dedicado una sección completa al Estoicismo. Muchos de los temas que aparecen en esa parte llevan dando vueltas en mi cabeza estos últimos meses. Conozco la postura estoica desde hace años, más allá del concepto conocido popularmente como "aguantar lo que te echen". Sabia que el estoicismo tiene muchos mas detalles. Pero solo ahora, al referirme a los clásicos de Epicteto o Séneca, y al referir sus palabras a mis propias reflexiones actuales, es cuando todo tiene mas sentido.

Solo por describir una de las decenas de cosas que me pasan por la cabeza con respecto a este tema, me pregunto si un emprendedor puede o no ser estoico.

Creo que es una reflexión complicada. Por una parte, un emprendedor no puede aceptar muchas de las premisas de partida de los estoicos: 
  • La ira de los seres humanos se debe principalmente a expectativas excesivamente optimistas acerca de cómo se resolverán los problemas.
  • Su definición de lo que es un ser humano, como "un cuerpo débil y frágil, desnudo, naturalmente indefenso, en necesidad de asistencia, expuesto a todos los insultos de la Fortuna, y, una vez ha provisto a sus músculos de un buen ejercicio, se convierte en alimento de la primera bestia salvaje."
  • Significa aceptar que nos puede pasar cualquier cosa en cualquier momento. 
  • Es un enfoque filosófico básicamente individualista. Ningún líder estoico ha intentado convertirlo en una 'filosofia oficial' de ningún grupo o estado. Sabían que no funcionaria.
¿Un emprendedor que no sea optimista por naturaleza, como el personaje Polyanna de la obra de Eleanor Porter? ¿Que acepte que somos meros animales aniquilables por el azar en cualquier momento? ¿No tendría más sentido que los emprendedores fueran epicúreos, disfrutando de la vida y aprovechando las oportunidades disponibles para llevar la felicidad a sus congéneres a través de sus productos y servicios? 

Sin embargo, tras una lectura algo más profunda y tranquila sobre lo que algunos de los estoicos más reconocidos como los arriba mencionados Epicteto y Séneca, pero también Marco Aurelio con sus Meditaciones, o Martha Nussbaum, la cosa no está tan clara.

Porque los estoicos no dicen que hay que aceptar cualquier cosa que nos venga, sino que hemos de estar preparados a aceptar lo que no podemos controlar. Eso sí es algo que todo emprendedor vive constantemente. Siempre digo que un emprendedor es ciclotímico, pues el mismo día que es el rey del mundo, se convierte en el vasallo más desgraciado, con solo recibir dos correos electrónicos. Pero lo que quiero decir en realidad es que un emprendedor aprende, a veces rapidamente y a veces no, que el mundo es muy complejo y que no podemos controlarlo todo. El optimismo necesario al arrancar un proyecto no puede ser naif. El segundo mago es una técnica de creatividad que nos fuerza a dar un paso atrás y comprobar los factores geográficos, culturales, sociales o legales que pueden afectar una industria, una idea, un problema o un segmento de mercado. Esto forma parte de ese optimismo informado.

Nussbaum dice que podemos ser destruidos por catástrofes. El estoico sabe que eso puede ocurrir, y luchará mientras sea posible, pero aceptará la derrota cuando no sea capaz de proseguir. Un emprendedor debe aprender eso. Hace poco más de un año asistí a una charla más conversación privada con Ash Maurya, autor de Running Lean, un libro de referencia en el ámbito de las startups. Un de los temas de los que hablamos fue de cuándo saber parar. De la misma forma que un artista marcial ha de aprender cuándo su adversario lo ha derrotado, o un ajedrecista sabe cuándo aceptar que aunque queden movimientos, ha perdido de manera clara, un emprendedor tendría que poder entender cuándo se ha terminado el juego. 

El libro de Evans menciona una estadística del 2010 sobre la mayor causa de sufrimiento de los soldados británicos destinados en Irak y Afganistán. No era nada relacionado con la guerra, sino la impotencia y frustración de escuchar por teléfono a sus parejas quejarse de problemas caseros que, desde sus destinos, ellos no podían solucionar. El estoicismo se está aplicando en muchos ejércitos de todo el mundo para, entre muchas otras cosas, enseñar a los soldados a gestionar este tipo de sentimientos. Los emprendedores también lo necesitamos. Evans también menciona otras escuelas de filosofía, como el Escepticismo, que sin duda también tiene mucho sobre lo que reflexionar en el ámbito empresarial, por la importancia que le dan a no prejuzgar acerca de si una acción es buena o mala per se, pero principalmente por la necesidad de establecer hipótesis acerca de la realidad que luego es o no validada con la experiencia... ¿algún practicante de Lean Startup en la sala? Aún así, la descripción y, en algunos casos, defensa del estoicismo por parte de Evans me han llamado más la atención. 


No sé si una empresa puede ser creada por un único emprendedor que sea estoico. Pero sí voy teniendo claro que es necesario que alguno de los socios sí lo sea, y aplique esa templanza y aceptación de hechos a la filosofía de la empresa. Aunque parezca que este enfoque "aplana" las sensaciones del día a día en una empresa, hay que tener en cuenta que la adaptación hedonista que los seres humanos expresamos inherentemente hace que aunque las cosas nos vayan mejor o peor que en etapas anteriores, nuestro nivel percibido de felicidad, de media, se mantiene en el tiempo. 

12/29/2015

La importancia de la destilación en la enseñanza

Hace un par de semanas me invitaron a impartir una sesión de Analítica de Datos en el curso de Business Design y Lean Startup en H2i. Tengo un cariño especial a H2i pues empezaron al mismo tiempo que 24symbols y estuvimos una temporada compartiendo despacho. Así que aunque inicialmente tenía algún impedimento de agenda, no pude decir que no.

El curso es una introducción a la Analítica de Datos, centrado en el ciclo de vida de una startup, pero introduciendo temas de Ciencia de Datos. No me considero un "científico de datos" puro. Lo fui hace unos cuantos años, cuando estaba en Denodo, y antes de que este palabro se pusiese de moda. Ahora, como mucho, soy un Data Businesspeople, según define el artículo de O'Reilly



Sin embargo, este curso, en sus diversas modalidades (charlita de una hora, curso de cuatro u ocho horas, o reuniones 1-a-1 con startups), está funcionando muy bien, aún tratando temas complejos y fárragosos. Debido seguramente a que llevo casi 20 años impartiendo clases en el ámbito universitario y profesional, y a que llevo ya muchas asignaturas a mis espaldas, me preocupo de entender todo desde una base clara. En el caso de ciencia de datos y analítica de datos he hecho lo mismo. No es fácil encontrar libros, videos o artículos que expliquen los conceptos fundamentales de manera organizada y estructurada. Sin elementos tan técnicos que solo ingenieros y matemáticos puedan entenderlo, pero llegando a un nivel de complejidad más profundo que lo que se puede encontrar en las revistas de negocio al uso. Es el trabajo que hago en cada una de mis asignaturas. Así, consigo que áreas tan complejas como los datos se puedan engullir un poco mejor.




Esta forma de trabajar es la que también aplico a mi día a día profesional. Será por la edad, porque mi cabeza no da para más, o porque trabajar en una startup exige entender a fondo multitud de cosas, pero cada vez necesito más el dar un paso atrás y entender bien las bases de lo que se está hablando, antes de ponerme en serio: qué es esto del Deep learning en detalle, funcionamiento teórico y real de las retenciones fiscales internacionales, de dónde vienen ciertas cláusulas en los contratos con las editoriales, cuál es la motivación histórica que hace que cierto grupo de autores actúe de cierta manera... Al fin y al cabo es una puesta en práctica de algunas de las técnicas que enseño en mis asignaturas de creatividad y producto. Pero como siempre ocurre, solo cuando realmente lo necesitas, es cuando se le saca todo el valor.

Eso lo definió el otro día Alicia Chavero, la responsable de H2i, como "destilar" el área de conocimiento. Y me gustó mucho el término., describe muy bien todo lo que llevo haciendo desde hace años en el ámbito académico: tomar mi experiencia profesional, añadirle la base académica, y destilarlo todo en un orden y ritmo concreto.

Esta destilación no es, ni más ni menos, que aplicar lo de contar historias (ahora conocido como storytelling) a cualquier área de conocimiento. Convertir todas las complejidades, dificultades, áreas de aplicación, en una historia que tenga cierta coherencia, que sea entendible para el público objetivo. Una vez más, no es nada nuevo, pero considero que necesitamos cada vez más profesionales que conviertan la complejidad en oportunidades.

Los riesgos también son inherentes. Dependemos de que ese profesional realice el destilado de manera correcta. Que no elimine información que resulte fundamental, y que no pierda el tiempo con detalles que no aportan. En el curso de H2i me dí cuenta de que estaba dedicando demasiado tiempo a la introducción, que se centraba en defender la utilización de datos en un entorno startup. La realidad era que el grupo de alumnos no necesitaba esos ejemplos, ya estaban convencidos. La comprensión en detalle del público objetivo es elemental, pero a veces se nos escapa.








12/22/2015

Ser de Tetuan Valley



Desde hace ya unos cuantos años soy mentor en Tetuan Valley, una organización sin ánimo de lucro que ofrece una escuela de startups para proyectos emergentes y nuevos emprendedores. Totalmente gratuita, y sin ningún tipo de coste para los emprendedores: sin equity ni nada, solo compromiso durante esas seis semanas. Abel Muiño me presentó a Luis Rivera y Álex Barrera allá por el 2009 para que diesen una charla en Nebrija, para captar equipos en su segunda edición.

Empecé a asistir a algunas de las charlas como oyente, a conocer a algunos de los equipos, y poco después me pidieron que diese una de las charlas que se imparten durante las seis semanas de curso. Comencé con una charla "cajón de sastre" en la que, mediante un esquema de "Elige tu propia aventura", dejaba que los propios alumnos eligiesen de qué quería que hablase.

Desde el 2013, cambié el tema y me centré en la analítica de datos. Parece que gusta porque me siguen invitando y cuando llego, la dirección es la correcta :)




Aunque es una charla densa (y aprovecho mi amistad con la organización para que me dejen hablar más tiempo del que me toca :)), intento que englobe lo que creo que hay que contar cuando eres mentor de equipos nuevos: ir al grano, hablar de la teoría pero con muchos ejemplos y referencias, y dejar claro a los equipos que al final, al final, la decisión acerca de lo que se mide, y cómo, es suya.

Que parte de mi tiempo pro bono lo dedique a Tetuan Valley es un placer. Pero hace apenas un año y medio o así, Carmen Bermejo, hasta ahora presidente de Tetuan Valley, me ofreció ser parte del patronato de la organización. Un honor. Pero también una responsabilidad. Desde entonces, saco el poco tiempo que tengo para apoyar más a esta comunidad, sobre todo en mi labor de mentor, para ayudar a los emprendedores que empiezan, a comprender algunos de los desafíos que van a encontrar, a partir de los 5-6 años de experiencia en 24symbols y los que llevaba como empleado de la empresa Denodo. Nunca hay tiempo suficiente, y cuando nos juntamos en reuniones de patronato o durante alguna de las sesiones de Tetuan Valley, tengo la sensación de que tendría que poder darles más. La vida, imagino.


Uno no se da cuenta del impacto que tienen iniciativas como esta hasta que no para un momento y reflexiona. Estamos hablando de decenas de equipos, cientos de potenciales emprendedores, que han pasado por las charlas, los hackathons, las sesiones de mentoring, las pizzas, ... No todos han seguido con sus proyectos. Pero eso también es bueno, ya que ha servido para que mucha gente se de cuenta de lo complicado que es lanzar un proyecto. Otros han cambiado de proyecto. Otros han terminando trabajando para otras startups. No importa, pues el impacto positivo ya está hecho. El ecosistema existe, la profesionalización ya ha comenzado.

No se me ocurre mejor resumen de lo que ha pasado en Tetuan Valley desde su concepción, que lo que ha escrito Katelyn Melan en Facebook, tras nuestra reunión de patronato de la semana pasada (reunión, y almuerzo en un coreano, que todo hay que decirlo :D).

A few years ago we almost had to pull the plug on a great project AlejandroLuis, and Bernardo started and grew into an amazing community with the help of Jose and amazing mentors like Justo and a handful of others who've been there from the start (my apologies for not tagging everyone). We were all going in different directions and couldn't give the program the resources it deserved.

Carmen stepped in, stepped up in a big way and has made the Tetuan Valley Association a self-sustainable organization. In the past two years she's found resources to allow the community to survive, expanded its reach in terms of students, mentors, partners and friends, built a team, and made continuous improvements to the quality of the classes and services Tetuan Valley has been able to provide for entrepreneurs in Spain. Thank you for "almost" 3 years of amazing work and service to this community. 

On a personal level, and I'm sure the guys share this sentiment, I am beyond happy and grateful to be able to continue to be a part of the Tetuan Valley family, and we owe that to you.
Thanks for keeping the dream alive. 
Karel you've got some big shoes to fill.


Carmen ahora se centra en otros aspectos de Tetuan Valley, y en empujar la necesaria Asociación de Startups. Será Karel Escobar quien tome los mandos y lo lleve a nuevas cotas.




Pero que sepa que seguirá contando con el apoyo de toda la gente que ha flipado con lo que han conseguido en los últimos años.



12/15/2015

Escribiendo sobre Oliver Sacks

Sonia, mi compañera de 24symbols que, entre otras miles de cosas, se ocupa de la revista 24stories, me pidió que escribiese un artículo sobre el neurólogo Oliver Sacks, uno de mis ídolos, aprovechando la edición de sus memorias, En Movimiento - Una vida


Aunque el estilo de 24stories es diferente al que le doy a este blog (es una revista literaria al fin y al cabo), espero haber cumplido con ese objetivo de llevar también la literatura de divulgación científica a todos los lectores de 24symbols. Y oye, me ha "forzado" a releerme unas cuantas historias de las que cuenta Sacks en algunos de sus libros, así que yo encantado :)


Así que, "si me quereis, leerme" :)



12/08/2015

Lo siguiente tras lo siguiente: interfaces de control mental, o BCIs

En el mundo de la creatividad existe un concepto que define el mejor producto como aquel que no existe, pero que cumple con todas las funciones que se espera de él. Es el principio de idealidad. Así, la mejor correa para perros del mundo seria aquella que, sencillamente, no existiese, pero que aún así permitiese tener controlada y segura a nuestra mascota.



Las comunicaciones inalámbricas nos acercan en muchos casos a este objetivo utópico, pero siempre atractivo. Algunas aplicaciones y servicios dan un paso más, como Digits, gestionando los ahorros bancarios de una manera sencilla y sin una interfaz concreta, con una comunicación a base de mensajes de texto. 

Los relojes smart y las pulseras electrónicas también cumplen con parte de esa función. Un simple movimiento de muñeca me informa sobre las llamadas entrantes, las pulsaciones, o el correo inesperado.

Un paso más está a punto de producirse, con la irrupción comercial de sistemas BCI, o Brain-Computer Interface. Aunque con años de recorrido en el ámbito científico y clínico, y con empresas que ya llevan años ofreciendo este tipo de productos al mercado, es ahora cuando empiezan a surgir versiones a precio ajustado y capacidades que se acercan al mercado de masas. Sin ser todavía una categoría de producto como las anteriormente mencionadas -relojes, móviles, ...-, el potencial es, en mi opinión, aún mayor, aunque también con grandes desafíos.

Un sistema BCI es aquel que permite obtener información de nuestro cerebro, generalmente a través de electroencefalogramas (EEGs), que es transformada en algún tipo de acción concreta por parte de un dispositivo o aplicativo. Su uso principal ha sido el clínico, procurando capacidades perdidas o inexistentes en pacientes, como por ejemplo el control mental de prótesis. 



Pero es en el ámbito comercial donde los sistemas BCI tienen más posibilidades de crecimiento -lo cual, indirectamente, influirá positivamente en los proyectos de investigación-. Los factores de adopción de esta categoría son:
  • Tamaño. En la actualidad los sistemas BCI no intrusivos -aquellos que no exigen cirugía-son cascos bastante ligeros, pero todavía muy aparentes. Si parte del fracaso de Google Glass fue su aparatosidad, está claro que los BCIs adoptables han de ser aún más pequeños, donde apenas los terminales de medición sean visibles.
  • Incomprensión. Aunque los móviles y los relojes han sufrido y sufren de ciertas reticencias por parte de usuarios potenciales, debido principamente a temas relacionados con privacidad y propiedad de los datos... aquí estamos hablando de empresas que almacenan información cerebral. Aunque en el estadio actual las señales eléctricas almacenadas no proveen ninguna clase de información útil a esas empresas, y no tendría sentido comercial el venderla a terceros, cualquier decisión a este respecto conforma la base comercial y legal de lo que pueda llegar después. 
  • Ética y moral, hacking. Como se ha mencionado anteriormente, los sistemas BCI actuales son básicamente lectores EEG. No hay ningún tipo de retroalimentación al cerebro (más allá del calor que puedan generar los cascos :)). Pero ya existen cascos TDCS (trans-craneal direct current systems, sistemas transcraneales de corriente directa) que emiten corriente eléctrica a zonas específicas del cerebro (micro voltios), por lo que no es descabellado pensar en un futuro cercano donde sí haya ese feedback al cerebro. Evidentemente habrá muchos impedimentos legales y éticos. Se abre la puerta al 'hacking cerebral', ya sea a propósito (personas que modifiquen las señales eléctricas que se envían de vuelta al cerebro para vaya usted a saber qué oscuros objetivos), o, quizá peor al principio, por error de los productos creados (un 'bug' podría enviar señales incorrectas). Este será sin duda el punto que ralentizará el desarrollo de los sistemas BCI.
  • Aplicaciones. Pero la parte positiva de estos sistemas es el conjunto potencial de aplicaciones que se están creando, y se podrán crear en un futuro cercano. No solo videojuegos controlados mentalmente (lo cual, unido a la realidad virtual que ya estamos vislumbrando, daría paso al videojuego total), sino aplicaciones de meditación, de recomendación de productos (donde se demostraría si el neurokarketing funciona realmente o no), y, lo que me resulta más interesante, la utilización de aplicaciones existentes a través de un nuevo canal, un nuevo API cerebral, que exigirá una profunda reflexión acerca de cómo crear experiencias de usuario cuando las interfaces gráficas ya no son elementos accionables, sino de reflexión, recomendación y convencimiento a mentes pensantes. 

No estamos ahí todavía, pero la rapidez con la que están apareciendo cascos EEG, aplicaciones, y juegos, acelera este proceso. Incluso tenemos los ya mencionados cascos TDCS para, aparentemente, ayudar a mejorar la concentración, etc. La ciencia ficción ya se acerca, y no solo por el estreno de la séptima entrega de la Guerra de las Galaxias :).



12/01/2015

De visita en Asturias con StartupGrind

Hace un par de semanas estuve en Asturias. Además de su naturaleza y su cachopo :) la razón principal del viaje era participar como invitado en el Startup Grind Asturias, un evento mensual liderado por emprendedores asturianos y patrocinado por Google, que es uno de los capítulos del movimiento global del mismo nombre. 



La agenda fue de lo mas repleta: entrevista para la televisión asturiana y para el periódico Nueva España, reuniones de mentoring con tres emprendedores, y el evento en sí, primero con la presentación de beqbe, un planteamiento original de cómo compartir y agregar contenido social, que recomiendo que miréis y uséis. Después, con la entrevista que me hizo el también emprendedor Alejandro Orviz, un rato muy distendido hablando de 24symbols y de otros temas. El video lo tenéis aquí abajo por si tenéis una horita que matar.










El día siguiente fue bastante especial. En principio la idea era charlar con un par de startups más, pero me propusieron visitar la Free House, a las afueras de Asturias. Un proyecto que no conocía y que me ha impactado. Sabia de incubadoras. De aceleradoras. De startup studios. De Development angels. Pero no de la Freehouse. Un lugar creado por una consultora de negocio que da cobijo a diferente proyectos que trabajan en común. Pero donde varios de ellos también habitan, convirtiéndolo en algo mucho más interesante que una incubadora. Se crean sinergias, "préstamos de talento", transmisión constante de conocimiento. Y con un modelo que, aunque claramente requerirá de cierta profesionalización en el futuro, se basa en la confianza y en el trabajo duro por parte de todos. Como anécdota, me encantó el concepto de Ministerios, con el de Asuntos Exteriores ocupándose... del huerto :).

Y es que además muchos de los proyectos que allí discutimos estaban muy bien hilvanados. Como BetterPlace, Algooritme, o Blunder. Lo que me demuestra, una vez mas, que el talento y la creatividad residen en todas partes, pero faltan "autopistas" que permitan a estos cracks llegar a sus objetivos, ya sea colaboradores, inversión o clientes. Tienen una ventaja, pues saben que para llevarlo a cabo tendrán que salir de Asturias. Por tanto, para qué pasar por Madrid o Barcelona si sus lugares naturales serán Berlín, Londres, Nueva York o San Francisco.

Otro viaje que da mucho para pensar. ¡Y qué maravilla el norte! Y el cachopo :D