3/14/2005

Se aprende de los fallos, incluso de las tragedias

Fast Company | Gospels of Failure

Empezando por un hecho singular y creo que poco conocido, como es el que el 9/11 Commission Report es uno de los libros más vendidos en los Estados Unidos -aunque quizá no tendría que sorprendernos tanto -, el artículo comenta algunos de los párrafos más interesantes del informe, además de otras dos historias -el accidente del Columbia y un caso de invención de noticias, el de Jayson Blair, parecido al de Stephen Glass a partir del cuál se hizo la película "Shattered Glass"- para hacernos dar cuenta de la importancia que tienen la reacción ante los errores cometidos, un punto de vista muy anglosajón y que quizá aquí no tenemos tan arraigado.

El artículo centra en tres aspectos los principales culpables en ignorar señales previas de aviso que quizá, a lo mejor, pero mejor que nada, podrían haber ayudado a evitar estos tres casos y, consecuentemente, otros muchos: imaginación (o falta de imaginación, la que hacía falta para darse cuenta de que había grupos extremistas en Afganistán muy preparados; también se utiliza un ejemplo más de la calle y menos trágico: Napster vs. la industria discográfica, Linux vs. el gigante Microsoft), cultura (el exceso de confianza de la NASA tras sus éxitos en los 60 ha llevado a un proceso organizacional excesivamente optimista, lo cuál sigue ocasionando pérdidas materiales y sobre todo humanas) y comunicación (o cómo las redes sociales deben convertirse en algo más que "software para conocer gente" y ser realmente elementos de comunicación eficiente de información).

Por cierto, me ha encantado una frase del profesor Bennis de la USC Business School: "There's a marvelous Middle Eastern phrase about leaders who've stopped listening. They say, 'He has tired ears.' That's arrogance".




No hay comentarios: