11/03/2008

El concepto de flujo: cuando sale lo mejor de nosotros

Mihaly Csikszentmihalyi es un investigador y profesor con un apellido imposible de aprender para mí, pero que lleva más de 30 años investigando sobre el concepto de "flujo" y su importancia en la creatividad e innovación.

El "flujo" se puede definir como ese estado en que uno es capaz de realizar una actividad con una máxima concentración y aprovechamiento óptimo de nuestras capacidades, olvidando el resto de temas que nos suelen distraer, y perdiendo la noción del tiempo.

En general, a las personas nos cuesta llegar a ese nivel. No es lo mismo concentrarse durante unos minutos que ser capaces de llegar a estar horas en ese estado. Pero puede ocurrir de repente, y en múltiples actividades: el estudio, la investigación, el trabajo, las relaciones personales (esa charla con amigos que dura horas sin que nos demos cuenta), o el deporte (ese partido en el que, sin saber por qué, todo sale bien, y no sólo eso, sino que el propio jugador sabe que todo va a salir bien).

En esta charla en, una vez más, TED (adivinad qué he estado haciendo últimamente :) ), el profesor Csikszentmihalyi resume las razones y conclusiones fundamentales de su investigación seminal, ampliamente explicada en su libro "Flow: The Psychology of Optimal Experience" (cuya lectura recomiendo, igual que otro libro suyo, Creativity: Flow and the Psychology of Discovery and Invention, más centrado en la creatividad per se).


Para alcanzar el estado de flujo, es necesario minimizar los aspectos mentales contraproducentes, y amplificar aquellos que nos permiten acercarnos a la concentración completa. Para Csikszentmihalyi, estos estados son, principamente:
  • Contraproducentes: relajación, apatía, aburrimiento, preocupaciones (por otras cosas)
  • Positivos: preocupación (por un tema concreto), ansiedad, excitación, control
El libro también dedica parte de su espacio a explicar cómo poder llegar a ese estado, aunque, evidentemente, no nos ofrece "recetas", ni técnicas concretas. Eso dependerá más de cada uno de nosotros.

Aunque, obviamente, es crucial entender que para llegar a ese estado en una actividad concreta, primero hay que llegar a un cierto nivel de capacidad. Como el profesor dice en la charla, por mucho que mueva mis dedos y me concentre, pocas composiciones van a surgir de un piano si no sé tocar.

En Google Scholar podréis encontrar artículos y documentos escritos por él mismo sobre estos temas.

No hay comentarios: