2/25/2010

Google Buzz desde el punto de vista de un Product Manager

Tom Grant, analista de Forrester, escribe en su blog sobre los errores que ha cometido Google con su nuevo producto, Google Buzz.

Desde el punto de vista de product marketing, una cosa que salta a la vista solo mirando los comentarios de la gente que esta en Buzz es que no hay ningun caso de uso claro. Para que vale Buzz? Es como Facebook? Como Twitter? Algo diferente? No digo que no haya explicacion, pero si tu publico objetivo no lo ve claro a la primera, solo porque te llames Google no te va a salvar (o si?).

Buzz es otro fracaso, pero tambien Wave (al que dedique un post hace unos dias). Wave cumple de nuevo el error de product marketing. Aunque cuando lo he empezado a utilizar en un caso concreto, me ha encantado, hasta que no lo hice no tenia ni idea de para que me serviria. La falta de posicionamiento y definicion basica de ambos productos ha sido un error de bulto que, me da la sensacion que solo un monstruo como Google se puede permitir a estas alturas.

Desde el punto de vista de experiencia de usuario, Buzz sale muy mal parado. El hecho de que, por defecto, tu Buzz contenga los comentarios de tus contactos y se exponga esa lista, ha causado muchos problemas. Como dice el propio Grant, que tu jefe vea que te carteas con los competidores, no mola. Un tema muy importante en las redes sociales es que los criterios de privacidad dependen del segmento de poblacion al que te diriges. Pero cuando Google intenta llegar a todo el mundo, los problemas crecen.

Pero en este otro post del mismo autor, se discute como desde el punto de vista de product management, Buzz sufre un problema basico de servicios web: no se realizo ningun tipo de pruebas externas, por lo que aunque la gente de Google sea muy buena, quiza no eran los usuarios mas adecuados para saber lo que querian los que realmente iban a utilizarlo.

Las buenas noticias? Que se demuestra que la gestion de productos tiene su papel en el ciclo de vida de cualquier producto software. Las malas noticias? Que de la misma manera que resulta insolito seguir viendo algunos errores de desarrollo software campando a sus anchas por el mundo, tambien sorprende como la "maquina Google", a quien una vez dedicaron paginas y paginas sobre sus product managers, comete errores de principiante.

3 comentarios:

josempelaez dijo...

Justo, no voy a ser yo quien critique aquí el criterio del analista de Forrester sobre el «software product marketing».

Lo que sí voy a opinar es que, según tu resumen, se ha olvidado de que la web ha introducido ciertos cambios en la sabiduría convencional sobre el lanzamiento y posicionamiento de productos.

En la web se puede (¿debe?) lanzar rápido, ver qué pasa y actuar en consecuencia. No hace falta que ponga ejemplos aquí, ¿verdad?

Justo Hidalgo dijo...

Hola Jose Maria!
Yo creo que son dos cosas diferentes. Estoy totalmente de acuerdo contigo en que la web permite un enfoque iterativo e incremental que los productos tradicionales no suelen tener. Pero el comentario de Forrester, y con el que yo estoy de acuerdo, es con que, hagas lo que hagas, has de saber a quien esta dirigido, y cual es el mensaje que ofreces. Por supuesto, manyana el mensaje y el publico objetivo puede cambiar y la web te permite ser muy eficiente en eso, pero el error de Wave y Buzz ha sido, en mi opinion, que nadie ha explicado realmente "para que valen", y nos han dejado ese trabajo a los usuarios. Yo con Wave he hecho ese trabajo, pero con Buzz ni lo he intentado.

Gracias por tus comentarios, nos vemos en otra "desconferencia" :)

josempelaez dijo...

Justo, no creas que te vas a librar de mí hasta la próxima "desconferencia" ;-) [a pesar de la lata de comentar en Blogger, que tampoco te avisa por email]

Pues discrepo contigo en lo del mensaje sobre el producto que pfreces en la web. Creo que Google tiene una idea muy precisa de lo que esperan, aunque no la proclamen.

Tú no usas Buzz y yo sí. Tú has empleado Wave, y yo no.

En usos de la web es bastante probable que, en algún momento del futuro próximo, nos convenzamos entre nosotros sin necesidad de que venga el de product marketing a "evangelizarnos".