12/05/2010

Diseño de Interacciones según Bill Verplank

Llevo unas semanas ojeando un gran libro sobre diseño, llamado Designing Interactions, de Bill Moggridge. En él diferentes expertos del mundo del diseño, la usabilidad y la interacción son entrevistados y cuentan sus experiencias. Una de las entrevistas me impactó especialmente por reunir, en unos pocos minutos, claridad, brillantez y sencillez al mismo tiempo. El diseño de interacciones responde a 3 preguntas fundamentales, tal y como lo explica Bill Verplank, que permiten explicar cómo los humanos interaccionamos con el mundo.

Primera: cómo lo haces (how do you do). Básicamente, se hace de dos maneras: agarrando (handle) el mundo (o parte de él), o apretando botones. Los agarradores son mejores para un control continuado (p.e. tocar la trompeta), mientras que los botones son mejores para un control discreto (tocar el piano).

Segunda: cómo te sientes (how do you feel). La categoría "cool" se refiere a todo aquello que es "borroso", mientras que la categoría "hot" es aquello perfectamente definido. Lo borroso es incompleto, pero invita a la participación. Lo "caliente" es perfecto y más autoritario, pero, como su nombre indica, está demasiado caliente como para "tocarlo". Desde el punto de vista de diseño, este es un compromiso complejo: ¿queremos claridad, o nos permitimos "sugerir"?

Tercera: cómo lo sabes (how do you know). El usuario puede encontrarse en dos situaciones. En la que ve un "mapa" que le permite entender el contexto en el que se encuentra (con ciertas semánticas y abstracciones), o un "camino" que le dice exactamente por dónde tiene que ir.
Es importante decidir lo que se quiere mostrar al usuario. Un camino es más directo y sencillo, y permite un comportamiento más experto. Un mapa es más complejo, pero permite al usuario tomar más decisiones y es más robusto. Como dice Verplank, un novato necesita un camino, pero un aprendiz requiere de un mapa.

No hay comentarios: