11/03/2014

Critical Thinking - o cómo la filosofía todavía tiene un sitio relevante en nuestra sociedad


Hace unas semanas participé en la I Edición del curso de Critical Thinking organizado por el INPE e impartido por Equanima. Equanima es una empresa conformada por filósofos que buscan dar un sentido útil a la filosofía en empresas e instituciones. O, quizá diciéndolo de otra manera, buscan que la gente se de cuenta de que la filosofía tiene un papel relevante y práctico en nuestra sociedad actual, lo creamos o no. Llevaba siguendo por twitter a una de sus fundadoras, María Angeles Quesada, tras ver a una de sus colaboradoras dar una excelente charla TEDXMADRID en 2011. 


Ahora que se anuncia una II edición del curso, y tras algunas semanas en las que he podido analizar lo que allí nos contó María Ángeles y lo que avanzamos como grupo, me apetece comentar mis opiniones.

Qué es Critical Thinking
Aunque lo mejor es irse a la página web de la Critical Thinking Community, mi propia definición es que se trata de un conjunto de herramientas y procesos para aprender a pensar mejor. "Mejor" es un concepto muy complejo, pero la razón que me impulsó a apuntarme al curso fue el buscar un nuevo enfoque de mejora en mi pensamiento crítico. En una sociedad en la que podrías, como dice un compañero desde hace tiempo, llegar a tu oficina, sentarte y empezar a recibir 'marrones' durante todo el día, parece que no hay tiempo para pensar y reflexionar sobre lo que realmente es importante. No me refiero solo al ya manido 'importante versus urgente', sino a valorar en cada momento la relevancia de nuestras acciones e inquietudes. 

En Critical Thinking se busca esa reflexión sobre la pregunta que nos realizamos. Y elabora un relativamente complejo, aunque manejable, sistema de elementos de pensamiento, estándares intelectuales y características intelectuales. Estos componentes están relacionados. Los elementos de pensamiento son algo así como las piezas sobre las que construimos nuestro pensamiento. Los estándares definen la calidad de cada una de esas piezas, mientras que si hacemos bien nuestro trabajo pensador, obtendremos una serie de características o capacidades intelectuales que mejoran nuestro desempeño intelectual.




Dificultades y desafíos
Las dificultades fueron claras desde el principio, y no sólo para mi. Dedicar 3-4 horas a reflexionar y a pensar sobre el pensamiento es parecido a correr 10 kilómetros después de dos años de hamburguesas y coca cola. Es duro, cansado y extenuante. Además, el ritmo es diferente a lo que yo estoy acostumbrado: la búsqueda de la 'verdad' no tiene atajos, y no es fácil aceptarlo, al menos en mi caso.

La variedad del grupo es a la vez desafiante y de lo más interesante del curso. Gente diferente con procesos mentales diferentes al tuyo, lo cual provoca sorpresas y sobre todo mucho aprendizaje. De hecho, el poner sobre la mesa mi propio proceso intelectual, aprendí mucho sobre cómo pienso y cuales son mis propias bases (por ejemplo, y como bien se dio cuenta Maria Angeles, tiendo a buscar gradaciones, niveles, como solución a la mayoría de mis problemas. No es bueno ni malo, pero es importante saber que tiendo a realizar esta búsqueda de umbrales, puertas o categorías). 



Apertura de puertas
Después de las agujetas viene la mejora, el empezar a disfrutar el correr por las calles, los sprints y las subidas... en definitiva, comprender que el cansancio o agotamiento es parte del proceso que nos lleva a la mejora física o a terminar la carrera. Esa apertura de mente es también lo que ocurre en el curso. Tras tres días de mucho trabajo mental (y en mi caso, un bloqueo importante el segundo día al no entender uno de los elementos), poco a poco se va entendiendo el verdadero valor de este tipo de marcos. El análisis profundo de los problemas de nuestro día a día, la obligación a repensarlos y describirlos con otras palabras y desde otros puntos de vista nos descubren verdades ocultas que muchas veces nos fuerza a cambiar el problema completamente. 


"Soy de mentalidad ingenieril, esto no es para mí"
Sí es para ti, seguramente. Y lo es porque muchos de los puntos vistos en el curso solapaban con temas en los que llevo años trabajando relacionados con la resolución de problemas de manera creativa. La frase con la que llevo años aburriendo hasta la saciedad a mis alumnos es que, tal y como aprendí de mi profesor Eugene Shteyn, hay que encontrar problemas "que merezcan la pena ser resueltos". Critical Thinking dedica mucho tiempo a que ese problema esté bien construido y sea relevante intelectualmente.


Conclusión
Critical Thinking no es una app que resuelve problemas. No va a cambiar tu vida de un día para otro. Es una actitud, y una manera de volver a estándares filosóficos muy perdidos para la mayoría de nosotros. 

El curso de Equanima no es para todo el mundo, pero es para muchas más personas de las que podemos imaginar en principio. 

Han pasado semanas, y sigo dándole vueltas a lo que allí se trató. Yo ya estoy esperando el curso avanzado ;)

Disclaimer: no tengo ninguna relación profesional ni personal con Equanima. Sencillamente me apetecía hablar sobre esta experiencia.

10/13/2014

Spain Lean Startup 2014 - un resumen personal

Vamos a ver si vuelvo a darle vida al blog, y qué mejor manera que comentando mis impresiones sobre el evento Spain Lean Startup 2014 que se celebró hace unos días en Madrid.

De Mario López de Avila ya he hablado en alguna ocasión aquí. Lo conocí cuando me enamoré de un tipo diferente de creatividad de lo que había visto hasta ese momento, lleno de tormentas de ideas y poca crítica. En su blog, Mario hablaba de teoría de restricciones, de nubes de evaporación y de cosas que me encajaban muy bien. 

Además, resulta que cuando tuve la oportunidad de reunirme con él por primera vez, en el 2010, ya llevaba tiempo hablando de desarrollo ágil y de cómo las organizaciones podían medir su éxito o fracaso de una manera iterativa e incremental. Ahora esto se llama Lean Startup, pero entonces no existía ni se sabía.

Cuatro años más tarde, Mario y un grupo de cracks montan un evento que también busca evolucionar de manera iterativa e incremental. La excusa, la segunda parte de un libro comenzado en 2013, donde unos cuantos practicantes de esto del Lean Startup, escribimos capítulos sobre la experiencia de cliente, el crecimiento, Design Thinking, métricas o empresas sociales. Sin dinero, sin recursos y con poco tiempo, el resultado es más que digno, y una segunda parte con nuevos autores y nuevos temas tiene sentido. Pero en lugar de escribirlo y ya está, se monta un evento donde los autores podamos presentar nuestras ideas al público objetivo, y que se conviertan en co-autores. Así arranca el Spain Lean Startup 2014.

(foto de @Nestor_Guerra)

¿Cómo fue? Haber ido :) Pero en serio, espero resumir aquí algunos de los puntos clave que yo viví.
Primero asistí a la sesión de co-creación de Néstor Guerra sobre "prototipado de mierda". Recomiendo su capítulo del libro de España Lean Startup 2013, es muy descriptivo y claro. Me encantó la participación de la gente, claramente es un tema de alto interés.

Mi sesión de Co-creación fue sobre métricas, analíticas y lo que es su evolución natural, Data Science (no entro a valorar si es el nombre más adecuado, pero ha pegado fuerte en la comunidad, llegando a considerarse el trabajo más atractivo del siglo XXI. No deja de ser irónico que un trabajo que engloba estadística, matemáticas y minería de datos sea ahora sexy!)

(foto de @Aurora_Barrero)


Mi premisa para empezar a trabajar es que las analíticas web no son suficiente ya, y que ni siquiera la aplicación adecuada de conceptos de Lean Analytics de Alistair Croll o el marco de métricas pirata de Dave McClure nos aseguran una ventaja clara con respecto a nuestros competidores en cuanto a la comprensión del mercado y la adaptación de nuestro producto o servicio a sus usuarios potenciales. Y planteo que un rol factible a definir es el de Lean Data Scientist.

Tener el lujo de contar con unas cuarenta personas en una sesión de Co-creación es flipante. Profesionales del negocio con años de experiencia (incluyendo a un antiguo profesor que tuve en la carrera! Que luego digan que los profesionales más mayores no se adaptan a los nuevos tiempos!), junto a investigadores y científicos de datos en grandes corporaciones, ... La retroalimentación y comentarios fueron de muy alta calidad. Concretamente temas como la importancia del equipo (es decir, no es Lean Data Scientist, sino Lean Data Science y Science Teams); el que el desafío no es tanto que los científicos de datos sean rápidos generando soluciones parciales, que ya lo son, sino cómo se define el problema inicialmente para que esos resultados lleguen rápidamente; la necesidad de contar con un catálogo de herramientas y cómo pueden ser usadas, y por quién. 

Tras la comida, asistí a una interesante charla de Mario sobre "Investor Discovery". La idea es que, al igual que en una startup la fase de "Customer Discovery" o "descubrimiento de clientes" es crucial para entender si hay clientela interesada realmente en tu producto, toda startup debería de intentar descubrir a sus potenciales inversores *antes* de que sea realmente necesario pedir pasta. Es un proceso inicialmente centrado en las fases iniciales de capital semilla, cuando un emprendedor no conoce realmente el ecosistema inversor. Me dejó intrigado, así que deseando estoy leer los primeros borradores de este artículo ;)


Creía que mi papel en la conferencia iba a ser pasivo a partir de ese momento. Pero no ;) Debido a temas personales, Javier Megías, de startupxplore, no pudo asistir al evento, por lo que me pidieron que yo llevase su sesión de Co-creación sobre Crecimiento. Javier es un experto en este área y yo solo podía facilitar algo esa sesión, pero es cierto que es un tema al que he dedicado mucho tiempo. Besándonos en las métricas piratas, Javier planteó tres grupos de trabajo para discutir sobre las tres fases principales: adquisición de usuarios, activación de usuarios, y retención de usuarios. Espero poder escribir sobre las conclusiones en otro post, pues hubo algún punto muy interesante en las intervenciones de cada grupo.


Por ultimo, tuve la suerte de participar en el taller de entrevistas de José Antonio de Miguel. Una pasada, validó algunas de las cosas que había hecho en el pasado pero sobre todo me abrió la mente a otras posibilidades. Alguna perla:
  • nunca presentes tu solución en una entrevista. Sólo los problemas.
  • entrevistas cortas, de 10 minutos. Que no se enrollen.
  • el contexto es fundamental. Dónde se va a producir la entrevista, cómo se 'ataca'. La Gran Vía a 40 grados no es un buen sitio! Quizá en un centro de salud tampoco... o sí! Prueba.
  • José Antonio recomienda preguntas abiertas. Yo comenté al grupo mi experiencia con los sacrificios, preguntas que exigen un si o un no,o una decisión. Ok, pero para que el entrevistador sepa el grupo al que corresponde el entrevistado, no para intentar convencerle de que tiene un problema.

Después del taller me tuve que ir, pero por los comentarios de otra gente, parece que hubo otros talleres de mucha calidad. Deseando leer el nuevo Spain LeanStartup en unos meses!