2/24/2005

Vida interrumpida

The Seattle Times: Pacific Northwest Magazine

Siguiendo con el tema abierto en el anterior blog, este artículo también comenta el problema de "cognitive overload". El hecho de contar con tecnologías que nos permiten estar "conectados" en cualquier sitio de manera simple y sencilla es una gran ventaja pero, ¿qué nos estamos perdiendo? ¿Hasta qué punto estamos forzando nuestra capacidad de concurrencia? ¿Soy yo el único que, en determinados momentos -no muchos por ahora, pero en crecimiento- y ante multitud de tareas, sencillamente se queda parado, bloqueado, "halted" ? Claro, cuando tienes una organización y planificación clara, no debería de ocurrir. Pero desgraciadamente eso no suele ser lo normal: las prioridades cambian día a día, hora a hora, debido al propio negocio en el que se está involucrado y uno ha de estar preparado para darse cuenta.

No hay comentarios: