6/24/2006

240606 - Undécimo día en Palo Alto: Buck's and nap


Bueno... un día que empezó a tope pero terminó no siéndolo tanto... porque empecé yéndome a correr con Carmen a las 8:00 AM, y encima me dio por correr a mayor ritmo que los otros días, "para probar la rodilla". Se confirma que con la rodilla no tengo problema, pero que con el resto del cuerpo sí :) . Después un ratito de Pokemon con los niños (ya sé que Pidgeot evoluciona a Pidgeon, cosa mala) y de Brunch al Buck's, en Woodside. Buck's es un sitio muy pintoresco, típicamente americano y con las paredes llenas de "memorabilia" sin un orden o foco específico: desde una dentadura de tiburón de la época de Jack London hasta un "ballot" de la famosa votación de Florida en el 99, hasta un par de acordeones metidos donde tendría que haber un extintor, con la frase "In case of emergency, break glass and save accordions". Además, parece ser que este sitio es mítico por haber sido testigo de algunos de los contratos más importantes del Silicon Valley, como una de las primeras inversiones a Google. Parece que también fue un sitio clave en la contratación de Suresh. Desde luego, yo no me lo puedo imaginar, ni habiendo estado allí. La camarera también era la típica de las pelis. Señora muy simpática y grande, del estilo "Want a coffee, honey?". Curiosa era también la manera en la que celebran los cumpleaños de los niños. Dijimos que era el cumple de Blanca para que le felicitasen, y vaya si lo hicieron... de repente, aparece la camarera y dice a todo el restaurante que es el cumpleaños de blanca, le da un postre (antes de la comida... bueno, era un brunch al fin y al cabo :) ), y aparecen otros camareros que le cantan el Happy Birthday... con una de ellas tocando un acordeón de juguete (os podéis imaginar que no sonaba exactamente bien) y un tío ¡con un trombón! Y os aseguro que con pocas clases de música a sus espaldas. Un show, un absoluto show. La comida... pues unos pancakes enormes y muy jugosos, y una "Devine's Omelette" nada mala tampoco. En ese orden.


Después la familia tenía un cumpleaños, así que me fui con Rocío a intentar encontrar algún regalito, pero sin éxito.

Y ahí acaba el día!!! Mi plan para la tarde era volver a casa, coger algunas cosas para preparar las presentaciones del lunes, esperar a que no hiciese tanto sol e irme a Stanford... pero caí en redondo y me quedé frito hasta más de las 7... aunque no me arrepiento, he ido notando cada día cómo me iba cansando cada vez más y más... y mañana espera un madrugón para llegar pronto a casa de Wei e ir a San Francisco, con una barbacoa después, así que ¡molan las siestas!

Desde entonces llevo preparando las presentaciones del lunes. Juan, espero defender tu trabajo lo mejor que pueda, creo que lo he asimilado bien y espero que no hagan preguntas difíciles, que si no tendré que hacer uso del "soy un probecito espagnol que no sabe naaaaada". En la mía no tengo excusa.

No hay comentarios: