7/08/2006

El comportamiento humano, o por qué todavía nos queda mucho por evolucionar

Ahora no tengo demasiado tiempo para escribir, pero no quería dejar pasar la oportunidad de dejar pasar un par de noticias, una bastante reciente, la otra no, que destrozan cualquier argumento a favor del nivel "evolutivo" de nuestra especie. Todavía nos queda mucho para poder considerarnos absolutos seres racionales y emocionalmente maduros.

Hace prácticamente unos días, una niña era atropellada por un coche en Inglaterra (1, 2). Al menos seis conductores pasaron posteriormente al golpe, viendo a la niña llorar y con una pierna rota, y no pararon.

Más sangrante aún, tanto que durante años pensé que era una invención de Alan Moore, autor de la novela gráfica Watchmen, es el caso de Kitty Genovese, que en 1964 fue violada y asesinada a la vista de 38 vecinos que, sencillamente, no hicieron nada. Watchmen lo muestra de una manera muy clara.

Hasta dónde la sociología, psicología o neurología son capaces de explicar este tipo de comportamientos, no lo sé. Pero desde luego, y de una manera menos brutal, podemos encontrar este tipo de comportamientos día sí y día también.

No hay comentarios: