9/29/2006

Siguiendo con la poco innovadora relación deporte-empresa: ¿la selección hace una buena ACB? ¿Y al revés?

Empieza el campeonato nacional de clubes de baloncesto, la ACB, y,tal y como ocurrió en el 84, han surgido comentarios acerca de si el baloncesto mola más que el fútbol, que si los futbolistas son malos, ... pero el otro gran comentario relacionado con el oro del mundial es si la ACB logrará de una vez llamar la atención mayoritaria del público.

Cogiendo este tema por los pelos (como ahora se podrá ver), me vino a la cabeza cómo algunas empresas que dependen de fundadores con calidad, tesón, imaginación e inventiva se vienen abajo por culpa de una mala selección de empleados, protocolos, etc. Es como en la ACB, donde parece que los clubes no acaban de entender lo importante que es para los aficionados contar con jugadores de calidad, pero también con los que se identifiquen. En la empresa eso ocurre constantemente; compruebas cómo gente de una calidad altísima no encaja en el organigrama de la empresa, no se encuentra a gusto, ni la empresa tampoco. Y ahí empiezan las dudas, pues aunque está claro que no todos los procesadores encajan en todas las placas base, empiezas a plantearte si no estarás perdiendo muchos Pentium XIV y manteniendo Pentiums II.

OK, hasta ahí lo normal, creo que cualquier empresa mínimamente seria se plantea el tema de recursos humanos con esa visión.

Pero, ¿y si es al revés? ¿Y si un gran equipo humano no es aprovechado? ¿Y si la gente "de arriba", llena de talento, ha perdido el paso con respecto a lo que ese equipo está consiguiendo? No sé, he leído mucho acerca de directivas sin talento, directivas sin visión, directivas sin organización, ... a lo que ahora añado, ¿y directivas, sencillamente, adelantadas? ¿Directivas que no entienden lo que está pasando en su empresa? ¿Líderes cuya motivación es menor de lo mínimamente exigible?

Y mi pregunta aquí es ¿y qué se puede hacer? ¿Es empresarialmente posible que los novatos tomen el poder del equipo? En el basket, si tienes calidad, ganas, talento, ..., a menos que seas un Jordan desde el primer año (y aunque lo seas) aún tendrás que sacrificarte un tiempo hasta tener la experiencia que te haga ganarte el respeto de tus compañeros. Pero a partir de ahí, puedes empezar a ser un líder en la cancha. No es fácil, sin duda, y hay excepciones a este comentario, pero creo que en la empresa es mucho más complejo (el efecto "trepa" siempre estará ahí).

Bueno, hay un Unicaja- Real Madrid bastante interesante, para quien haya empezado este post pensando que iba a hablar de baloncesto... sorry! :(

2 comentarios:

wozeurey dijo...

Sorry for my bad english. Thank you so much for your good post. Your post helped me in my college assignment, If you can provide me more details please email me.

cheap clomid

radapunk dijo...

excellent articles, useful for me. keep writing and happy blogging.

nolvadex