12/06/2007

La dificultad de emprender en serie...

La mayoria de los que leeis este blog, y el que escribe, jamas hemos montado una empresa. Sin haber tenido esa experiencia, nos parece un mundo complejo y lleno de riesgos. Sin embargo, los cantos de sirena son constantes... desde el utopico "Puedes ser el proximo Google", hasta el mas realista, aunque tambien cuesta arriba "Se tu propio jefe", pasando por "quiero hacer algo bueno para la sociedad" (risas), el tema es que el soniquete sigue sonando en la cabeza de mas de uno.

Por otra parte, los amigos y colegas que han tenido alguna vez esa experiencia, lo suelen ver de otra manera. Una vez que estas dentro, todo se ve mas facil (ocurre igual que con la investigacion o el trabajo especializado: no parece tan dificil cuando ya esta "dentro de ti"). De esa "estirpe" de valientes salen los emprendedores en serie, que se dedican, con mayor o menor involucracion, a ir creando empresas. Algunos, con afan "recaudatorio". Otros, porque no se conforman con tener exito una vez. Otros, porque es su modo de vida.

En el Silicon Valley de marras, se tiene la idea de que los emprendedores en serie son los que dan mayor seguridad a una inversion. Para este tipo de emprendedores es relativamente mas facil conseguir financiacion, ya que, de alguna manera, han demostrado su valia en el mundo empresarial como generadores de empresas.

Sin embargo, en este articulo de Glenn Kelman en Techcrunch, y en este otro de Guy Kawasaki como comentario adicional, se discute esta idea preconcebida, comentando como, entre otros puntos interesantes, los grandes monstruos actuales de la industria fueron creados como primeras experiencias empresariales por parte de veinteagneros (o, en el caso de Facebook, por adolescentes). Parece que, a partir de los datos que manejan los autores (que a saber... mas acerca del evidence-based management en breve :)) los emprendedores en serie van rebajando sus expectativas de ingresos segun van creando mas y mas empresas, y tambien su involucracion.

Esta claro que tener un exito absoluto, grandioso, bestial, a partir de una idea que convertir en producto, exige un esfuerzo igual de absoluto, grandioso y bestial (y nadie te asegura nada). Lo que ocurre es que estamos en un negocio de innovacion, que inherentemente carece de reglas. Un emprendedor en serie del mundo de la construccion puede serlo facilmente si se dedica a hacer torres de pisos en diferentes zonas de la peninsula iberica. Lo dificil es si quiere "innovar" en la construccion. El conocimiento adquirido en sus agnos "mozos" le puede llevar a una gran idea con gran exito. Pero que pasa despues, en su segundo intento? Pues que quiza no tiene esa experiencia, pues ha dedicado su tiempo a conseguir que su primera idea floreciese, en lugar de "oler" lo que se mueve; y es lo que tenia que hacer.

Por otra parte, es evidente que las ideas ingeniosas no llegan en todo momento, y parece que es mas facil que lleguen en la primera parte de la madurez de la persona (aunque hay teorias de todo tipo a ese respecto, e incluso dentro de mi familia encuentro excepciones notables a esa regla, que me hacen pensar que el entusiasmo y la necesidad tienen mucho que ver). Incluso en el mundo de las matematicas, la medalla Fields (que se considera el Nobel de esa area) solo se concede a matematicos menores de 40 agnos, reconociendo que pocos matematicos por encima de esa edad realizar aportaciones realmente innovadoras o rompedoras. Como siempre, habra excepciones, pero que parece que solo confirman la regla.

No son estas buenas noticias para los que hemos sobrepasado los 30. Pero siempre nos queda la opcion de ser esa excepcion. O, lo que me gusta mas, tal y como se cuenta en este articulo, plantearse la innovacion desde otro punto de vista, el de la experiencia, o el del trabajo pluridisciplinar. Un ejemplo puede ser Doc Searls, co-autor del "Cluetrain Manifesto".

La idea del emprendedor solitario es muy "americana". El llanero solitario, el Rambo, el Superman del mundo empresarial. En la zona del Silicon Valley la importancia del CEO o el fundador de cualquier empresa es manifiesta, y se espera de el que sea la "representacion de la empresa en la tierra". Es cierto que las sociedades son complicadas y dan lugar a mucha tension. Pero en un mundo tan cambiante y plural como es el actual, o te rodeas de un buen, completo y heterogeneo equipo (y la fidelidad tiene su precio, sin duda), o las posibilidades son mucho menores.

No hay comentarios: