12/07/2007

Volviendo a las andadas: la multitarea

Hace ya mas de dos agnitos (pero como pasa el tiempo!), escribia sobre la multitarea, y como me parecia que los nignos no deberian ni oir hablar de esa palabra. Mi colega Vicente no estaba de acuerdo, y defendia que la multitarea forma parte de nuestras vidas y, como tal, nuestro cerebro se ha de hacer a ello, como a tantas otras cosas a lo largo de su existencia evolutivamente hablando.

En este articulo, Enrique Dans comenta su opinion acerca de la multitarea, y defiende su afianzamiento en la sociedad, por encima de las convenciones actuales (como mirar a la persona que te esta contando algo, aunque pudieses estar haciendo otras cosas al mismo tiempo). De hecho, comenta la discusion que tuvo en los comentarios de un post anterior con diferentes lectores que le acusaban de maleducado por dedicarse a escribir su blog mientras estaba en un panel. Tambien en ese articulo se referenciaba otro de Atalaya en el que se defendia la multitarea.

Me parece estupido... "creo que la multitarea existe", "si, es cierto, existe"... yo diria que TENEMOS LA SENSACION de multitarea, y que el resto se lo tendremos que dejar a los neurologos. Este articulo de Neurophilosophy parece dejar claro que todavia nos queda mucho que investigar, pero que parece bastante claro que ciertas zonas de nuestro cerebro (una parte del cortex prefrontal) ejercen de cuello de botella cuando intentamos realizar multitarea. El cambio de contexto parece, por tanto, que no es nada eficiente en nuestro cerebro (quiza esa es la razon por la que le concedemos tanta importancia en las aplicaciones software multihilo... "que nuestros hijos consigan lo que nosotros nunca hicimos" :) Este otro articulo, de ScienceBuddies, sigue la misma estela, con un experimento con resultados bastante sorprendentes.

Otra cosa es que este centro de control, aun siendo poco eficiente, si logre controlar ciertas acciones conscientes con la suficiente velocidad como para que no haya una disminucion de calidad de nuestras acciones. O que, aunque si exista esta disminucion, no sea suficientemente radical como para bajar del umbral de satisfaccion requerido.

Asi que, no dudo que alguien pueda estar escribiendo su blog mientras escucha una de las miles de charlas identicas sobre la Web 2.0, las redes sociales, etc. Pero, como comentaba uno de los lectores del blog de Dans, no intentemos comprender los conceptos fundamentales de la fisica cuantica por primera vez mientras buscamos por la web como comprar las entradas de un partido de baloncesto y escuchamos por la radio el ultimo single de Keane... no funciona asi, no entraba en los requisitos arquitectonicos iniciales, y no parece que haya una nueva version en breve.

Por ultimo, por si alguien piensa que pongo referencias demasiado sesudas, alguien tan conocido y respetado como Kathy Sierra en el mundo empresarial piensa de manera parecida.

Ahora... que sea posible concentrarse en una sola cosa cada vez en un entorno empresarial... eso es otro cantar...

1 comentario:

Abel Muiño dijo...

Por desgracia, existen situaciones (o entornos) en los que es más importante "dar sensación de movimiento" que "moverse".

Otra faceta del multitasking son las interrupciones. En un caso hablamos de distribuir nuestra atención a dos o más tareas. En el otro, nos imponen un cambio de contexto de forma externa.

Así, una persona a la que se le interrumpe de forma continua puede parecer más productiva (aunque no haya captado completamente las instrucciones). Una persona que "serializa" sus tareas (y por lo tanto hace esperar a otros que llegan cargados de peticiones) puede parecer menos pruductiva.

Como pocas veces se mide el "throughput" de una persona globalmente, poco importa que la persona "monotarea" complete más (y mejores) trabajos a lo largo del tiempo.