3/09/2008

Las empresas de servicios generalistas y sus problemas

Hace ya unos meses La Pastilla Roja publicó un interesante artículo acerca de los riesgos de montar una empresa basada en servicios (llámese Bodyshopping, servicios a terceros, servicios profesionales, etc.). Yo no tengo la experiencia de haber montado una empresa con esas características, pero sí he podido trabajar como "uno de ellos" en diversas circunstancias, por lo cuál me permito comentar sus puntos fundamentales.

1º) Aproximadamente la mitad de los trabajadores son vagos y negligentes.
Es una aseveración, bajo mi punto de vista, exagerada. Pero sí diría que la regla de Pareto (en este caso, que el 80% del trabajo lo hacen el 20% de los trabajadores) se debe principalmente al 10-15-20% de los trabajadores cuya falta de profesionalidad, negligencia o, sencillamente, inadecuación de su perfil para el trabajo u objetivo requerido, implican una bajada de productividad acuciante (e.g. haciendo que el verdadero profesional tenga que quedar dos o tres horas más al día revisando y modificando lo que han hecho "los otros").

2º) En Europa los salarios son exorbitantemente altos comparados con la productividad.
Sergio se refiere al PIB per cápita, y ahí los números son claros. Pero si la productividad se compara con la existente en USA... pues ahí tengo dudas más que razonables. Aunque ese será un post que escribiré dentro de unos meses, creo que no tenemos nada que envidiar a cómo se afrontan los problemas en la costa pacífica. Quizá nos falte el ponernos más en la situación del cliente (quizá tenemos demasiada arrogancia en algunos casos... pero sólo en algunos), pero aparte de eso...

3º) Los clientes son fastidiosamente roñosos a la hora de pagar por mano de obra.
Totalmente de acuerdo. Especialmente en el mundo del software (aunque "intangibles" es algo más genérico), parece que no se es muy consciente de la complejidad de lo que se está realizando.
4º) La masa salarial es un coste fijo imposible de reducir.
... o, aunque reducible, provoca muchas fracturas en una organización. No se puede pasar de 100 a 80, a 90, a 70, a 100 personas sin provocar dudas, fragilidad emocional y estabilidad en empresas donde, no lo olvidemos, el factor humano es lo más importante.

5º) Gestionar mano de obra es inherentemente complicado.
Lo firmo y re-firmo. Pero no es tan diferente de una empresa de producto, o una empresa donde el márketing o las ventas sean fundamentales. No creo que Google sea un mar de tranquilidad, con tanto ego moviéndose por el Googleplex o el nuevo centro en Zurich. Es un desafío cuando se gestiona un equipo de personas.

6º) Los clientes no tienen cultura de gestión.
Este es un punto vital. Sergio da en el clavo cuando define a muchas consultoras como ETTs que eliminan el problema regulatorio y de gestión de recursos humanos a las empresas. No es que la consultora esté "especializada en X" o "sea experta en la metodología Y". Los pobres ingenieros o físicos o matemáticos que empiezan esta semana en el proyecto de la empresa Pepito hace dos semanas que estaban viendo sus últimas notas de la carrera, y hace dos días que terminaron el curso de introducción a la cultura de la empresa de consultoría que les contrató a partir de un CV enviado a través de un anuncio en El País.

Yo añadiría un punto positivo, o al menos algo que podría permitir a "esos pobres locos" que quieren montar una empresa de servicios :) el tener más éxito. Tengo algún amigo que lo está aplicando con bastante éxito: especialízate, y haz que tu gente esté especializada. No seas una "consultora", sino una "consultora especializada en X". Y que sea verdad. Al menos hasta que tengas un tamaño adecuado que permita contratar a júniors que puedan ser formados antes de ser enviados a clientes (un punto intermedio es que esos júniors se ocupen de tareas genéricas hasta que adquieren el conocimiento adecuado, pero me da la sensación de que es un punto arriesgado, que se puede corromper fácilmente).

Sería muy interesante conocer experiencias concretas de fundadores o trabajadores de empresas de servicios.

No hay comentarios: