5/19/2008

La ética del trabajo: antropólogos ayudando a la inteligencia militar

Todos, en algún momento, hemos tenido dudas acerca de si el trabajo que estamos realizando es éticamente correcto. Para bien o para mal, los trabajos que solemos desempeñar, o los proyectos por los cuáles nos pagan no tienen ningún o casi ningún elemento "polémico". Pero en otras ocasiones sí, y mucho.

La inteligencia militar estadounidense se ha dado cuenta de que sus informes no son suficientes para comprender las diferencias culturales de los países, razas y zonas en las que tiene intereses. Por ello, ha pedido ayuda a la comunidad de antropólogos para entender mejor, y de una manera más profunda y consistente, cómo actuar más eficientemente.

La comunidad de antropólogos se ha dividido entre aquellos que consideran que la antropología nunca debe utilizarse como "arma", y aquellos que han aceptado trabajar para defensa, quizá por pensar que una mayor comprensión cultural ayudará a incrementar la comprensión entre culturas, quizá por centrar su decisión en la dimensión puramente académica. La dificultad, como bien explica el artículo referenciado, es si la decisión de que un área académica no puede ir en contra de los intereses de una comunidad se relaciona con la noción de comunidad como país (con la noción de lealtad o patriotismo implícitamente asociada), o como algo más global.

Recomiendo también la lectura del artículo de Wired a partir del cuál sale el post referenciado, aunque aviso que requiere una postura crítica ante lo descrito.

No hay comentarios: