11/09/2008

Lo verdaderamente diferente llega cuando se traspasan los límites de lo tradicional

El blog de Eric Musselman se está convirtiendo en uno de mis favoritos, ya que mezcla de una manera asombrosa dos de mis mayores intereses: el baloncesto y la inteligencia emocional (y a veces incluso lo liga con teoría organizacional... ¡tremendo!).

Sólo como comentario breve, me gustó la frase de uno de sus posts, sacado de un texto colgado en un gimnasio.

"No se puede cambiar nuestros músculos sin fatiga, y es imposible fatigarlos sin forzarlos. La única manera en la que se transforman es forzándolos más allá de lo que es cómodo. Es como la vida. Nuestras vidas no cambian hasta que son empujadas más allá de su límite, y desde ahí es desde donde más crecemos y nuestra vida se hace más rica. Si no forzamos nuestro cuerpo más allá de donde se encuentra cómodo, nada cambia".

No hay comentarios: