6/12/2009

La banalidad, o no, del mal... más sobre experimentos sociológicos

Sigo encontrando referencias muy interesantes relacionadas con la serie de experimentos sociológicos que, a finales de los 60, estremecieron la conciencia humana al sugerir que cualquiera de nosotros puede transformarse en el peor de sus reflejos.

En este caso, y a través de Mind Hacks, llego a un artículo de la revista de la British Psychological Society. Su punto de vista fundamental es que sucumbir rápidamente a la presión social requiere que el perfil psicológico sea algo diferente al perfil medio. Estar de acuerdo con las doctrinas subyacentes o, al menos, identificarse con ellas (tal y como se demostró con muchos de los líderes nazis, aunque en los juicios contra ellos quisieran dar la imagen de pobres personas mundanas que se dejaron llevar) es uno de los puntos que se sugieren en el artículo.

En el día a día, nos podemos encontrar con constantes presiones que nos pueden llevar a tomar una u otra decisión. ¿Es la sociedad la que nos empuja a ello, o también nos dejamos un poquito? Este es un tema de amplia discusión, y recuerdo haber pensado y escrito sobre ello en otros ámbitos, como el de la mercadotécnia.

No hay comentarios: