8/04/2009

Pasarán más de mil años, pero por ahora, uno

Hace un año volvíamos de nuestra aventura americana en el sur de San Francisco. Un año y medio en el que vivíamos de otra manera, trabajábamos o estudiábamos de otra manera, y nos apoyábamos en otra gente. Ya ha pasado un año, y han ocurrido muchas cosas desde entonces. Algunas muy malas, y otras buenas, que siempre hay tiempo para todo y no nos hemos rendido fácilmente. Nuevos proyectos se han puesto en marcha, y otros están en el punto de mira. También somos conscientes ya de nuevos desafíos que nos harán tener que apretar los dientes y tirar para adelante aunque haya una tormenta. Desde luego, un año después, nos podemos considerar bastante innovadores por lo que hemos empezado, pero aún tenemos que ser más creativos para conseguir las metas que nos hemos puesto.

Pero para eso tenemos tiempo. Un año que empieza hoy.

1 comentario:

Rosa M. García Hdez dijo...

Quién sabe, quizás si no nos hubieramos ido a EEUU, nunca habríamos emprendido nuestra actual aventura española ;-)Un pizca de inovación, un poquito de creatividad y lo más importante, nada de indecisión, y para delante!!!