12/01/2009

Una fábula más sobre el divertido mundo de la consultoría

Mario López de Ávila carga contra el maravilloso mundo de las relaciones entre consultores y clientes, esta vez de una manera simpática aunque real como la vida misma. A partir de aquí, se me ocurren muchas historias y fábulas que describir, cambiando simplemente algunos nombres aquí y allá.

¿Por qué los consultores perciben que los clientes no hacen más que forzar la máquina, y los clientes perciben que los consultores no hacen más que quitarles su dinero sin un valor añadido claro?

Será que si fuera de otra manera, no habría nada interesante que contar a la salida del trabajo.

No hay comentarios: