1/12/2010

La gestión de productos ha de ser un deporte de equipo

Aunque el fútbol americano no sería mi elección de deporte, leo una interesante metáfora entre la gestión de productos y ese deporte. Realmente, la metáfora es válida para cualquier tipo de actividad de grupo, pero viene bien y al caso.

La gestión de productos es una categoría de profesión que no está todavía bien definida. Desde el perfil más cercano al márketing (o "product marketing management") al más cercano a desarrollo de producto ("technical product management"), un gestor de producto puede verse obligado a realizar infinidad de tareas que abarcan, desde un conocimiento muy profundo del producto para explicarlo a preventas y servicios profesionales, escribir en foros técnicos, diseñar y enseñar demos de producto, etc., hasta tener que escribir con pasión y talento para que un CEO de una empresa lechera entienda lo que se le está intentando vender. Y en medio, imaginad: precios, informes competitivos, tácticas de venta, liderazgo -en una organización en la que no mandas sobre nadie-, empatía, capacidad de proyección de tendencias, ...

... lo que queda claro es, tal y como he leído en otros sitios, y también aplicable a cualquier otro "negocio complejo":
1. No lo haces todo desde el principio.
2. No puedes esperar a saberlo todo antes de empezar.

En mi caso, desde luego que es lo que estoy intentando hacer. Se empieza por "lo que hay que hacer desde ya", y se construye poco a poco, sabiendo que no vas a resolver los problemas de todo el mundo, pero con la idea clara de hacia dónde se va. En mi caso eso lo controlo con los informes trimestrales y la "visión" del final de cada año que impidan que me centre demasiado en los árboles, por mucho que los árboles te llamen por teléfono todos los días :)

No hay comentarios: