1/10/2010

Las innovaciones hay que idearlas, implementarlas y sobre todo, adoptarlas

Impresionante caso de falta de adopción de una innovación que nos cuenta Mario López de Ávila: la protección ante el escorbuto mediante la consumición de cítricos tardó trescientos años en generalizarse.

Mario comenta otro caso en la parte de los comentarios, el de Ignaz Philipp Semmelweis, que muchos años antes de generalizarse su uso, se dio cuenta de que el lavarse las manos en las clínicas era clave en el porcentaje de éxito. 


La adopción de innovaciones es un elemento crítico en  cualquier proceso de innovación, pero quizá no se le dé la suficiente importancia en muchos casos, desde el naïve "si una idea es buena, tendrá éxito" hasta el más voluntarioso esfuerzo constante, pero poco estratégico de seguir empujando ideas rodeado de comentarios de clientes y partners. 



No hay comentarios: