8/16/2010

La película "El Manantial" y la filosofía de Ayn Rand

Hace unos días emitieron en la tele la película "El Manantial", película de King Vidor basada en la novela homónima de Ayn Rand.

Leí "Atlas Shrugged" (La Rebelión de Atlas), de Ayn Rand, y me interesó mucho. No tanto porque estuviese de acuerdo con las ideas que expresa (Ayn Rand es básicamente una filósofa que expresó sus ideas en ensayos y novelas), sino por la forma de expresarlas, a través de protagonistas "héroes", que se rebelan ante la sociedad "débil" que no son capaces de aceptar que el trabajo individual de las personas con talento es lo que mueve el mundo. Lo que la autora llamaba egoísmo racional.

Creo que vivimos en un momento en que Ayn Rand estaría sonriendo a la cámara, pero muerta de miedo al llegar a casa. Encontramos cada segundo ejemplos de que la comunidad, el copyleft y la creatividad e innovación abierta pueden funcionar y funcionan, y estudios que demuestran que la innovación proviene de multitud de personas, momentos y ocasiones. Que la gente con talento es importante, pero sólo como una pieza más de una maquinaria compleja y que todavía no conocemos al 100%, pero que está ahí.

Y Ayn Rand también temblaría ante proyectos como la Wikipedia... o, al menos, tendría que redefinir su concepto de "altruismo" como uno de los males de la humanidad.

Pero al mismo tiempo, seguimos en una sociedad que cree en los "héroes". Los Steve Jobs, Bill Gates, Brin y Page, etc., en la sociedad de la información. Las caras visibles (y bolsillos llenos) que aparecen como las mentes pensantes de las grandes "ideas en ejecución" que tienen éxito en la actualidad. Creo que desde un punto de vista de mercadotécnia, humanizar la marca es importante, vital. Pero ¿es necesario convertir esos símbolos en encarnaciones de la "perfección"?

Por supuesto, todo esto es una simplificación de algo más profundo, pero ver a Gregory Peck aparecer como el talentoso, honesto y firme arquitecto seguir fiel a sus ideas pasara lo que pasara me hizo pensar... ¡en vacaciones! Y eso merecía un artículo :)

1 comentario:

Antonio de las Nieves Stoner dijo...

Realmente es una gran película, a mi me cautivó una random nite de verano hace unos años, a altas horas de la noche en la 2.
Incluso hizo que durante un tiempo valorase estudiar Arquitectura :-)