9/24/2010

El éxito de un producto requiere idea, talento, ejecución y posicionamiento: el fracaso de Cuil

Leo en el blog de Greg Linden que Cuil, que hace apenas un par de años se iba a comer a Google, ha cerrado. La herramienta de búsqueda con el índice más grande del mundo (según ellos decían) no ha sido capaz de alcanzar las expectativas que se le atribuían y se ha convertido en uno de los ejercicios de relaciones públicas más desastroso de los últimos años.
Una vez más, se demuestra que tener un producto exitoso es MUY complejo, y que se requiere de múltiples elementos que funcione de manera absolutamente coordinada... y un poco de suerte. Seamos claros: todavía no ha llegado la herramienta o servicio que haga frente a Google, y si alguna quiere intentarlo, ha de hacerlo de una manera extremadamente inteligente y, casi me atrevería a decir, sutil.
Cuil se acaba de convertir en otro de esos casos que cuento de cómo productos poco completos y poco pensados intentan salir al mercado.

No hay comentarios: