5/11/2007

Más sobre reconocimiento de canciones

Segunda parte de este post. Acabo de verlo en las noticias de la ABC en la tele. Me queda por ver qué algoritmo de reconocimiento utiliza, y cómo es capaz de diferenciar entre la melodía y el ruido de fondo (aunque creo que lo hace, sencillamente, pidiendo que se grabe sin ruido de fondo :) ).

Así que, consejo para navegantes. Si:
1) Se os ocurre una idea
2) Es una idea de un ámbito de negocio que controláis
3) Es una idea de un ámbito tecnológico que controláis, o que podríais controlar en poco tiempo
4) Todo el mundo os dice que es una gran idea
5) Tenéis dinero, o es algo asequible (un ordenador, unos libros de matemáticas, una conexión a internet y pagar un servidor)

Entonces, ¡A QUÉ ESTÁIS ESPERANDO!

Como dice Sergio Montoro, de la Pastilla Roja, "He tomado una firme decisión: no le voy a decir a nadie más que no se monte una empresa. Yo monté una en el 2000 y no me ha ido del todo mal."

Pues yo no la he montado todavía, y también lo digo.

5/10/2007

La cultura corporativa que nos consume

Interesantísimo post de, para que quede claro, un buen amigo, sobre la nueva cultura corporativa (lo que él llama Consultoría 2.0 y yo, sencillamente, "la vida profesional como tendría que ser"). Es de agradecer que incluso una "máquina de trabajar" como Vicente (y lo de digo con la mayor admiración) tenga claro que la consultoría está degradándose a niveles tales que mucha gente (yo incluído) no quiere ser considerado "consultor" ni nada que se le parezca. Hace años leí la historia de la consultora McKinsey (ahora no encuentro ese documento en la red, pero sí un pequeño resumen aquí), y me impresionó positivamente la cultura corporativa que impregnaba ese texto (no nos engañemos, ese texto era un "collateral" de marketing, pero por lo menos estaba muy bien escrito y muy bien "focalizado"). Desgraciadamente, cada día se pueden leer muchos y nuevos comentarios de cómo se trabaja en esas empresas (una vez más: también es mercadotecnia, aunque negativa).

Considero que la involucración en un trabajo implica que no puedes estar pensando en la hora cuando tienes una tarea que hacer. También entiendo que hay momentos en la vida en la que quizá puede ocupar una parte muy importante de tu vida: ya sea porque es tu negocio, o porque crees en el proyecto común, o porque sencillamente te encanta lo que haces. Pero no puede ir mucho más allá. La vida es algo más. Es estar con la familia, con los amigos, leer, escuchar música, salir por ahí, aprender a bailar claqué/tocar el piano/patinar sobre hielo... lo que sea.

Y yo lo intento, aunque cueste.