5/25/2008

Ni se os ocurra traducir este post... que os cierro el chiringuito...

No son tontos estos de la Federación Anti Piratería, y asociados. Como ven que lo de impedir que la gente se siga bajando películas y series está chungo, han decidido que como mucha gente utiliza el P2P para bajarse producciones americanas e inglesas, y para verlas necesitan subtítulos, pues qué mejor que intentar cargarse el mundillo de los subtítulos "no autorizados" a ver si así la gente se corta. En este caso, la buena web wikisubtitles ha recibido uno de esos avisos, y se vio forzado a cerrar cautelarmente. Veremos cómo sigue la historia.

Ya conté hace unos meses algunos ejemplos patéticos de la lucha esta del copyright. Esta es otra estupidez, por mucha base legal que exista (que está por ver). ¿No tienen otra cosa mejor que hacer que mandar "avisos amistosos" a una web que de hecho está promoviendo que más gente vea series americanas e inglesas, que más gente consuma esos productos (de una manera u otra) y que, por tanto, entren en ese mercado? Podríamos hablar de que en algunos casos concretos también tiene una misión social, pero como eso parece que no importa en absoluto, pues para qué recordarlo. Aunque sí parece que, legalmente, una traducción supone una transformación de la obra originaria según la LPI, lo cual, igualmente, requiere la autorización del autor, estoy seguro de que existen otras leyes que igualmente nunca son aplicadas por su absurdez. ¿Algún abogado que apoye esto o lo desmienta?

Una de las frases más curiosas del responsable de FAP la encuentro en Europa Press: '[...] El director general de la FAP, José Manuel Turné, explicó en declaraciones a Europa Press que esta actuación se enmarca en las actividades de su federación: "informar, sensibilizar a la sociedad y, en último caso, actuar legalmente". Turné afirmó que subtitular una obra es "sólo facultad del titular" y lamentó que España sea el país con "mayor índice de piratería" en Europa'.

Así que dependemos de que la empresa editora de las series decidan poner subtítulos en el idioma que necesitamos, aguantarnos con la calidad concreta de esa traducción, de la misma manera que no podemos bajarnos series (y ojo, que no estoy hablando de películas recién estrenadas, sino de series emitidas por televisión, pública en muchos casos) sino que nos toca esperar a que la cadena decida volverla a emitir o saquen el DVD...

Como casi siempre, quien lo define de la manera más divertida y mordaz es Hernán Casciari. Me recuerda a cuando uno de los colaboradores de Noche Hache, cuando salió la ley de prohibición del tabaco en los lugares de trabajo, preguntó cómo afectaría eso a los clubs de fumadores de puros. Solo que aquella vez la situación me hizo gracia, mientras que ahora me parece patética.

1 comentario:

Jesús, que no es de los 6 de Oceanic dijo...

Es un paso más de las organizaciones de gestion de derechos de autor en esa gran campaña que se llama 'ponerle puertas al campo'. La gente no está dispuesta a esperar meses a que emitan en la televisión Perdidos, con su mierda de doblaje (después de dos temporadas en VO, no podría volver al doblaje ni a tiros) sólo por que los dueños de los derechos sólo quieren hace negocios.
El poder ver Perdidos (por ejemplo, que es lo unico que veo) al día siguiente es un privilegio gracias a Internet. Pero no, todavía seguiremos con la mentalidad de hace 20 años (o 30).