3/13/2009

¿Me pone cuarto y mitad de Silicon Valley? Para llevar, por favor

De vez en cuando escribo en este blog sobre la dificultad de replicar el modelo del Silicon Valley en otras ciudades u otros países. Paul Graham, fundador de Y Combinator, escribe un artículo sobre esa posibilidad, en el que opina que si se diesen unos cuantos factores, podría ser posible. Casi todos los que comenta (relación universidad-empresa, emprendedores, clima y estructura de la ciudad, ...) son ya bastante conocidos y se han comentado por aquí. Pero la involucración de la ciudad o área desde un punto de vista político y económico me resulta interesante. Temas como el no juntar a todas las nuevas empresas en un único lugar, dejando que cada una encuentre su sitio natural me parece un punto, si no crucial, si importante para que esas empresas no decidan irse a otro sitio. Otro tema importante es la libertad que esas áreas den a las empresas, y el aprovechamiento que se haga de sus éxitos, y también me parece adecuado el comentario de Graham de que, por razones políticas, deberían quedarse aparte. Y, para mí la más importante, que no basta con 10.000 euros para que una empresa se lance. Si una ciudad quiere convertirse en un centro de innovación de verdad, ha de buscar un nutrido conjunto de empresas con sumo cuidado y financiarlas de verdad. Su punto de vista es que si de esas empresas unas cuantas aguantan, se empezará a crear un ecosistema y las empresas de capital riesgo dejarán de intentar llevárselas a su zona, y empezarán a abrir sucursales. Esta es la parte más "americana" del artículo, ya que el problema en otros países es que, sencillamente, no hay capital riesgo. ¿Cómo conseguir esa implantación? ¿Son las entidades estatales o regionales responsables de ser los primeros inversores? Algo a pensar...

Leer este artículo me hizo volver a revisar algunos artículos de Juan Freire sobre urbanismo y organización de ciudades. Os recomiendo algunos de ellos: una revisión crítica de la teoría de la clase creativa, de Richard Florida; un comentario sobre otro urbanista, Joel Kotkin. Creo de verdad que sólo la personalidad de una ciudad puede liderar la generación de entornos innovadores. Pero también que las ciudades son entes cambiantes, y que la "ciudad conservadora y poco innovadora" de hoy puede convertirse en algo diferente en relativamente poco tiempo.

No hay comentarios: