3/12/2011

La gestión de datos no tiene por qué ser siempre automática: el caso Pandora

Llevo años echando de menos a Pandora, desde que me fui de California y se dejó de poder utilizar en España. Pandora conseguía algo que le falta a Spotify, y era la oportunidad de descubrir nuevos temas. Algunos de ellos todavía están en mi lista de preferidos.

Desde el comienzo Pandora decidió utilizar una estrategía de selección de favoritos diferente a lo que se podría esperar de este "mundo PageRank" donde se espera que los algoritmos automaticen todo proceso de recomendación. Pandora decidió tener en el core de su producto un proceso manual por parte de expertos que, canción por canción, definen las características de cada tema.

Nunca miré en detalle cómo lo tienen construído, pero intuitivamente me daba la sensación de que podrían tener un problema de escalabilidad. Está claro que han conseguido mitigarlo con un gran pool de expertos, y algoritmos de soporte. Que ahora Pandora salga a bolsa es una sorpresa para mí al no haberlos seguido demasiado (al igual que no me sorprende la de Netflix).

El artículo de FastCompany entrevista a uno de los fundadores de Pandora, ahora jefe de estrategia, que comenta cómo se gestiona la comunicación con estos expertos. Muy recomendable.

3/09/2011

El riesgo de las redes sociales: ¿hueco libre, anyone?

Scott Adams vuelve a clavar una de sus tiras cómicas. Que cada uno ve las relaciones de sociales como quiere, eso no es nuevo. Pero las redes sociales están permitiendo, u obligando, a explicitar el uso de estos contactos. ¿Para qué quiero utilizar Facebook? ¿Y LinkedIn? ¿Necesito tener varias cuentas? Y, llevándolo al extremo, la tira cómica de Dilbert define bastante bien una aproximación organizada al "¿a quién conozco que me ayude en XXX?"

Dilbert.com

3/06/2011

PowerPoint como parte de Storytelling

Por mi trabajo tanto en la empresa como en la universidad, y como le ocurre a mucha gente en la actualidad, me ha tocado preparar, participar y liderar reuniones, discusiones, charlas, etc., en las que, por defecto, se utiliza el "pogüerpoin" (PowerPoint para los que no habléis bien inglés :D ). No voy a repetir lo que muchos más cualificados que yo han dicho acerca del error de utilizar PowerPoint como fin, y no como medio, en este tipo de reuniones. En algunos ámbitos se habla de presentaciones cuyo resumen es "Death by Powerpoint", es decir, una muerte por powerpoint debido a decenas y decenas de transparencias aburridas, sin contexto, y a partir de las cuáles el presentador deja de ser protagonista, para convertirse en un mero traductor "powerpoint a español".



Me ha gustado el artículo de El Arte de Presentar que explica de una manera muy brillante cómo ha de ser una presentación. Como un cuento. Simple y llanamente. Podemos discutir que algunas presentaciones no tienen que llevar el mismo ritmo que un cuento tradicional; que no siempre el estilo "Presentación Zen" es el más adecuado pues a veces es necesario meter más información; que no es lo mismo una presentación de marketing que una técnica, o que una preparada con un mes que otra que hay que hacer en 1 hora. Pero estaría bien que llegáramos a un nivel en el cuál lo normal fuese contar historias, y no lo contrario.

En el post anteriormente mencionado, se empotra un vídeo de Nike que en mi opinión encaja perfectamente con la diferencia entre anunciar zapatillas o contar una historia (no replicable a cualquier tipo de anuncio o presentación, por supuesto, ahí es donde radica el arte de las presentaciones).