3/26/2011

Improvisación en estado puro: Battledecks con Tetuan Valley y Madrid Emprende

Hace un par de semanas, los amigos de Tetuan Valley me engañaron pidiéndome que participase en una mesa redonda sobre emprendedores y las diferencias entre emprender en USA y en España. Pero lo que realmente querían era reírse de mí en una edición de Battledecks.

¿Que qué es Battledecks? Pues no lo supe hasta ese día, pero os comento: se trata de un ejercicio de improvisación en el que durante 5 minutos y 10 transparencias, toca hacer una presentación delante del público. El problema, menor por otra parte, es que las transparencias no son conocidas por el ponente, ni tienen una línea argumental muy clara :) Conclusión: 5 minutos de risas aseguradas por parte del público y de adrenalina a tope por parte del ponente.

Toda la sesión merece la pena, pero si os queréis reir de mí directamente, id al minuto 88 :)






Nota: no parece que el vídeo empotrado esté funcionando, pulsad aquí para ir a la página original

3/23/2011

Dos fechas muy a tener en cuenta para emprendedores: 1 de Abril y 15 de Mayo

Si tenéis una idea y queréis aprender a ejecutarla, o si ya tenéis algo en marcha y necesitáis ayuda para los siguientes pasos tras "el prototipo", os recomiendo que tengáis en cuenta estas dos fechas:


Conozco a Luis, Bernardo, Cobi y Álex, el equipo de Madrid que junto con sus colegas daneses, alemanes e irlandeses, están dando la vuelta al concepto de "entrepreneur" (emprendedor) más allá del Silicon Valley y tengo el honor de ser uno de sus mentores en ambos programas. Os recomiendo que echéis un vistazo a lo que ofrecen y que vayáis a por todas!




3/21/2011

Por qué los libros son importantes, según Seth Godin (y que yo suscribo al 100%)

Vivimos en un mundo de vídeos, mensajes cortos, tweets, ... y parece que es lo único que se puede hacer. Y ahora nos llegan cientos, miles de "tweets" diarios con "pensamientos"... espera, ¿pensamientos? Me ha gustado tanto este mensaje de Seth Godin sobre este tema que os lo traduzco. Perdonad que no haya dedicado tiempo a la revisión de la traducción, así que es muy directa.

Mi amigo Fred Wilson [...] dio una charla en la Escuela de Negocios de Harvard. En su artículo sobre ella, dijo que le encantaba que el profesor encoraginase a la clase que "tweeteara" sus notas.


Confieso sentirme fascinado y horrorizado por la gente que tweetea notas en tiempo real. Quiero decir, ¿aquí tenemos a uno de los gigantes de la industria, y lo mejor que pueden hacer los estudiantes con su atención es escribir frases cortas, fuera de contexto, a una audiencia desconocida de gente ocupada que leen cientos de notas abreviadas de otros, también fuera de contexto y al mismo tiempo? Es echar a perder una oportunidad perdida.


Desde el punto de vista de la persona que lee estos mensajes, es difícil ver cómo va a aprender lo suficiente, y a afectarle lo suficiente como para cambiar su punto de vista sobre algo.


Desde el punto de vista del emisor (el estudiante en esa clase con Fred), ¿qué pasaría si se sentase calladamente y engullese todo lo que se estuviese diciendo y mostrando y comunicando? ¿Qué pasaría si estuviese allí, justo allí, no un poco allí y un poco (mentalmente) al otro lado del mundo)? ¿Qué pasaría si interrumpiese a Fred con preguntas, preparando argumentos y interactuando con él?


Entiendo el flujo, el poder conector del "social media". Es increíble ser capaz de ampliar tu círculo, de ser consciente de tanta gente y tantas entradas. Sin embargo, me pregunto... ¿es una actualización de estado lo suficiente como para alterar un hábito o tomar una mejor decisión?


Por eso los libros importan. Los libros, utilizados apropiadamente, nos embullen en una única idea. Los libros llevan una voz a nuestra cabeza, crean una química cerebral diferente, abren puertas a una palanca más poderosa, un aprendizaje que, efectivamente, puede cambiarnos. Docenas (quizá cientos) de veces en mi vida, un libro ha cambiado mi mente. Al igual que algunas potentes charlas o interacciones directas con profesores o mentores. Estos son los momentos de verdadero cambio, momentos en los que el mensaje nos arrastra, cuando sentimos cómo el aprendizaje sucede en tiempo real.


Sí, tweetea. Sí, mantente sincronizado. Sí, absorbe las lecciones que provienen de muchas entradas, a lo largo del tiempo.


El silencioso disfrute que los libros (y los grandes profesores) ofrecen, el incómodo lugar al que nos llevan cuando somos lo suficientemente abiertos para dejarlos entrar y ser honestos con nosotros mismos... es precioso.




Por eso los libros son importantes. Por eso creo en una nueva manera de leer.