12/06/2008

TIBI: agrupación de emprendedores

Se ha creado una agrupación de emprendedores españoles, TIBI, liderada por gente conocida por -entre muchos otros- los lectores de este blog, como Sergio Montoro, David Sanz o José Luis Marina. Espero que las conversaciones y decisiones de este grupo sirvan para dar a conocer las muy buenas ideas que se están llevando a cabo por estas lides, y a que se conviertan en, cada vez más, jugadores de primera división en esto del software.

12/03/2008

El método científico vs. análisis de datos

Me he encontrado sin querer con este artículo de Chris Anderson en Wired. Discute un tema parecido al ya comentado en este blog, la utilidad real del método científico cuando muchas inferencias pueden realizarse directamente a partir de los datos, o del análisis cuantitativo de ellos. El punto principal del artículo es que, mientras que cuando sólo se cuenta con unos cuantos datos obtenidos empíricamente, es el método científico el que ayuda a abstraer y modelizar la realidad, cuando se tienen prácticamente "todos" los datos, las relaciones causales se convierten en "teoremas demostrados".

A mi entender, es cierto que el análisis matemático de datos puede ayudar enormemente a la comprensión del mundo. Pero, quizá por deformación profesional, creo necesaria la realización de un modelo que ayude a comprender la relación de estos resultados con el mundo que lo rodea. Lo veo como dos pasos que se ayuden entre sí. Los datos ayudan a tomar decisiones de manera cuasi-inmediata, y proveen de más "pistas" para la elaboración del modelo, unas inferencias y relaciones mucho más seguras que las que uno podría obtener mediante la experimentación clásica (aunque, por otra parte, seguramente con más ruido, por lo que las técnicas de gestión e integración de datos se convierten en algo crucial). Por otra parte, estos datos sirven para validar o refutar la teoría reinante (siendo el ejemplo clásico la física mecánica y cuántica). No veo por tanto el final de la teoría, sino la adición de un paso adicional (o mejor dicho, la "mejora" de un paso ya existente) del método científico mediante la gestión de megas, teras o petabytes de datos.

11/30/2008

La Tercera Ola, o el miedo a la libertad

Hace unos meses escribí acerca del experimento que se realizó en el instituto Cubberley, en el pueblo californiano de Palo Alto, ciudad ahora conocida como centro del valle del silicio. Un profesor de ese instituto, incapaz de que sus alumnos entendiesen el proceso mental del pueblo alemán en el ascenso del partido nazi, decidió montar un experimento en que los propios alumnos formarían parte de una autocracia. El experimento, que inicialmente iba a durar 5 días, tuvo que ser cancelado a los 4 días, debido al crecimiento no controlado que el movimiento "La Tercera Ola" estaba teniendo en el instituto.

Acabo de ver una película alemana, La Ola (Die Welle) que reconstruye esos hechos en la alemania actual. Con algunos cambios para mantener una tensión narrativa más cinematográfica, la película vuelve a reflexionar sobre lo mismo que Ron Jones, el profesor de Cubberley, los profesores del experimento de la prisión de Stanford, el experimento Milgram, al igual que otros muchos sociólogos y psicólogos, como Erich Fromm en su "Miedo a la libertad": cómo la mente humana es mucho más frágil de lo que pensamos y cómo los miedos nos pueden más que las fortalezas que aparentemente tenemos. Lo que realmente me sorprende de estos experimentos, es que no son necesarias semanas de torturas al límite para hacernos cambiar. La asignación de roles y un contexto permisivo son más que suficientes para provocar esa crisis que, unas horas antes, nos parecería imposible de sentir.

Recomiendo la película, y si es en alemán, mucho mejor.

Trailer de la película "Die Welle", sin subtítulos


The Wave, la peli americana de los 80, parte I


The Wave, la peli americana de los 80, parte II


The Wave, la peli americana de los 80, parte III


The Wave, la peli americana de los 80, parte IV


The Wave, la peli americana de los 80, parte V


Comentarios de Ron Jones, el profesor de Cubberley